Surgen nuevas protestas de los sindicatos médicos castellano-manchegos

Barreda agota la paciencia de los sanitarios de C-LM

La Sagra toledana se queda sin hospital a pesar de ser la región europea que más ha crecido últimamente

Barreda agota la paciencia de los sanitarios de C-LM
José Mª Barreda no sabe

El presidente de la Diputación de Toledo, José Maneul Tofiño, está más pendiente de que los empleados municipales de Illescas le limpien su casa que de conseguir un hospital en La Sagra

El Sindicato Médico de Castilla-La Mancha (CESM) augura un «empeoramiento» de la asistencia sanitaria debido a la crisis económica, puesto que la prioridad de los gestores sanitarios «es no gastar y no las listas de espera». Así lo pusieron de manifiesto los representantes del citado sindicato médico durante un encuentro con la prensa para presentar la candidatura del CESM a las elecciones del próximo 16 de septiembre y en la que estuvieron el presidente autonómico del CESM, Mariano Moragón, y el presidente de la junta de personal del área de Toledo, Jesús Porro, entre otros.

El presidente Barreda se ha empeñado en pegar un brutal recorte en servicios sociales, al igual que ha hecho su aliado Rodríguez Zapatero. Con esta situación, los sindicatos sanitarios están obligados a salir a la calle para protestar por el claro empeoramiento de las condiciones laborales que tienen desde el comienzo de la crisis. Pero al aristócrata jefe del Ejecutivo regional no le debe afectar mucho estos recortes, ya que tiene su establecido su domicilio habitual en la comunidad madrileña.

Según los representantes del CESM, no se están renovando los contratos temporales a los médicos y se está reduciendo en un 20% la actividad de los quirófanos y las consultas por la tarde respecto a hace uno o dos años, lo que está motivando que haya «menos pacientes atendidos y las listas de espera se van alargando». Prevén que la situación para 2011 no mejore, puesto que a la reducción del 4,7% del presupuesto en sanidad hay que añadir que se habrá de contrarrestar el 9% de presupuesto sobrepasado de este año, con lo que «la situación asistencial se va a empeorar». «El resultado es que al año que viene la sanidad tiene que ahorrar como mínimo un 14% respecto a lo gastado este año, con lo que dudo mucho que así se pueda prestar la misma asistencia sanitaria», dijo el anestesista Jesús Porro.

El área donde más médicos se necesitan es en Atención Primaria, ya que hay facultativos que tienen casi dos mil cartillas sanitarias para atender y pasando de 1.500 pacientes de cupo, la consulta se satura, según pusieron de manifiesto el secretario provincial del CESM, Rodrigo Bernaldo de Quirós y el vocal de Atención Primaria Alberto Berrocoso, que son médicos de atención primaria.

Entre las críticas que hacen del mapa sanitario están la concentración de hospitales en la provincia de Ciudad Real, que consideran «innecesarios» cuando hubiera sido más efectivo hacer uno en La Sagra, la zona de Europa que más ha crecido en población en los últimos años, y se evitaría así la dispersión de recursos. Demandan un menor peso de los gerentes y de los equipos directivos en la gestión de la sanidad para que ésta se descentralice más y se deje en manos de los profesionales de la medicina, que son los que mejor conocen los problemas. Por ello piden a los médicos que el día 16 voten al CESM -que por primera vez concurre a las elecciones en solitario, sin el Sindicato de Enfermería (Satse)- ya que en la mesa de negociación quieren tener voz propia, porque, «los intereses son diferentes». Además, hay cuestiones que «no comparten, en absoluto» como es que el personal de enfermería pueda prescribir medicamentos, algo ligado al diagnóstico y, por tanto, un acto «puramente médico».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído