Existen vídeos en la red en los que se observa el vandalismo de algunos usuarios

CC ‘escondió’ durante tres años las peleas en el tranvía

Metropolitano de Tenerife reconoce la preocupación por los actos de gamberrismo

Coalición Canaria, más en concreto Ricardo Melchior, ha permitido que el caos se apodere en el servicio del tranvía. El Cabildo y Metropolitano de Tenerife sabían desde hace mucho tiempo los problemas de peleas que estaban aconteciendo los fines de semana por la noche, amén de las jornadas fuertes en Carnaval. Nada han hecho hasta la fecha y llama poderosamente la atención que a medio año de celebrarse las elecciones ahora quieran vender que subordinan el mantenimiento del servicio nocturno en carnavales a la seguridad de los usuarios.

Falso. A la institución no le han importado hechos relevantes que vienen pasando desde que se instauró el servicio (2007), que están convenientemente acreditados y resueltos, en todo caso, con unas vagas disculpas por parte de la compañía, pero donde, curiosamente, se reconoce ese mal endémico. En un somero rastreo por internet se puede apreciar como en los carnavales de 2008, por ejemplo, un usuario subió una pelea a la red. Lleva varios meses colgada en youtube.

Pero también existen otros testimonios preocupantes como el de una pareja y un grupo de amigos que en septiembre de este año decidieron tomar el tranvía para ir de fiesta. Lo que vieron en el trayecto de vuelta de La Laguna a Santa Cruz fue atroz, tal y como recoge el portal Lo que pasa en Tenerife:

«Desde que entramos ya recibimos algún empujón, que lo puedes «pasar» porque es lo de siempre, pero a la altura de Las Mantecas comenzaron a pelearse dentro del tranvía unas chicas a las que se unieron otros. A eso se le juntó que se cargaron una de las puertas y nos quedamos alrededor de 15 minutos parados, con los operarios arreglándola lo más rápido que podían, mientras los niñatos de turno (más del 80% de todos los que iban) salieron a pelearse fuera. Entonces pensé que se quedarían allí».

Pero aún hubo más. Entre chillidos, jolgorio, empujones, insultos y borrachos «vacilando» (entiéndase como «vacilando» el hecho de estar increpando a las chicas con piropos malsonantes y de mal gusto) llegamos a Cruz del Señor, donde había varios quinquis desde lejos lanzando piedras grandes, tan grandes que les faltaba mano para cogerlas. Una de ellas impactó contra el cristal justo donde estaba una de mis amigas sentada. De milagro no lo rompió porque si lo llega a reventar hoy mi amiga estaría en el hospital o quién sabe si en un lugar peor».

EXPLICACIONES

Las explicaciones ofrecidas por el servicio de prensa de Metropolitano de Tenerife son más que esclarecedoras de que la situación no era nueva:

Santiago Correa, responsable de comunicación, confirmó que: «cada vez son más frecuentes los actos vandálicos y las agresiones en el servicio nocturno de los fines de semana. La compañía está preocupada por ello hasta el punto de considerarlo uno de sus mayores problemas de seguridad.

«Por la noche, en cada tranvía (con una capacidad máxima de 200 personas, 60 sentadas) van dos guardias de seguridad, una cantidad que en principio debería ser suficiente. «No es cuestión de poner un batallón de vigilantes».

«La prioridad es la seguridad del pasaje y el personal, pero la empresa recuerda también que ese vandalismo causa daños en las infraestructuras y los medios de transporte que ocasionan pérdidas económicas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído