Considera el bilingüismo un debate ‘bizantino’

Callón llama a una ‘inmersión lingüística’ en gallego

“Crea confusión al jugar con la terminología del enemigo”

Callón llama a una ‘inmersión lingüística’ en gallego
Imagen que ilustra el artículo de Carlos Callón.

Jugar con las reglas del enemigo, con sus conceptos pervertidos, promueve el confusionismo y lleva a la derrota

El presidente de la Mesa por la Normalización Lingüística, Carlos Callón, protagoniza una nueva defensa de la imposición del gallego en su blog a través del artículo «De qué nos salvará el bilingüismo?», en el que llama a la implantación de un modelo de «inmersión lingüística» para «recuperar un idioma minorizado».

En su líneas Callón alaba a uno de los máximos responsables de la imposición del catalán en las aulas de Cataluña: el que fue Jefe de Servicio de Enseñanza de la Generalitat entre 1983 y 2003, Joaquim Arenas:

«Frente a las defensas de un irreal y narcotizador bilingüismo, manifestó que el futuro del catalán y del gallego sólo podría pasar por un ‘monolingüismo axial’: esto es, que la lengua propia de las respectivas naciones tenga un papel central, sin que eso sea óbice para que sus ciudadanos conozcan cuantos más idiomas mejor»

El líder de MNL hace referencia a un informe sobre la situación de la lengua gallega elaborado por el Instituto Gallego de Estudios Europeos y Autonómicos (IGEA), del que critica una «relectura positivizadora» del bilingüismo para que el gallego tenga futuro.

Para Callón además de «graves errores de diagnosis» este documento supone un paso atrás, pues «retrotrae» a un «debate bizantino y testimonial» y «crea confusión al jugar con la terminología del enemigo»

Considera que se le está llamando «bilingüismo» a la «diglosia», lo cual supone «una falacia» y, en esta línea, aprovecha para introducir algunos párrafos de su libro «En castellano no hay problema», en los que pueden leerse ‘perlas’ como la siguiente:

«Quien piense que exclamar que la diglosia está desfasada y que el auto-odio no significa nada nos va a hacer ganar espacio social cae en una ingenuidad tremenda. Jugar con las reglas del enemigo, con sus conceptos pervertidos, promueve el confusionismo y lleva a la derrota segura».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído