Matos 'acusa' de falsos al resto de partidos

Socialista ‘honrado’ busca poltrona

El candidato lagunero del PSOE sigue con su política de propaganda rompedora

Socialista 'honrado' busca poltrona
Cartel electoral de Gustavo Matos.

Se ofrece alcalde sin engaños. Esta frase se puede observar en varias vallas que el candidato del PSOE a la alcaldía de La Laguna, Gustavo Matos, ha colocado en el municipio. Evidentemente, por una retorcida triquiñuela legal, no existen problemas con el anuncio en cuestión, aunque es una más que implícita petición del voto de los ciudadanos, amén de que aprovecha la ocasión para llamar indirectamente mentirosos o falsos al restos de candidatos de las otras opciones políticas que concurren a la poltrona en la Ciudad de los Adelantados.

El aspirante socialista se ha moderado en esta oportunidad, máxime tras la poca afortunada gracieta del cartel del esqueleto y el agua. Ahora, se anuncia como esos estudiantes que buscan piso para compartir o que ofrecen dar clases particulares. La idea en sí resulta bastante original, pero el contenido tampoco termina de ser acertado, sobre todo porque ya etiqueta al resto de oponentes antes incluso de que comience la verdadera batalla de los mítines.

El lema de ‘alcalde sin engaños’ va dirigido especialmente hacia Coalición Canaria. Los socialistas consideran que los nacionalistas estafaron a la ciudadanía al presentar como banderín de enganche a Ana Oramas y ésta apenas estuvo un año tras su reelección en el cargo para irse al Congreso de los Diputados. La idea que se maneja desde el PSOE es presentar a un candidato que sí se quedará en La Laguna, independientemente del resultado.

Por supuesto, la queja de los socialistas puede tener sentido, dado que es verdad que CC jugó en esa ocasión con cartas en la manga, pero no menos cierto es que el PSOE tampoco puede presumir de decirle toda la verdad a sus electores. En el propio municipio lagunero, el candidato del 2007, Juan Carlos Alemán, huyó como alma que llevaba el diablo al ver sus paupérrimos resultados. Hoy goza de un cargo mucho más agradable y calentito en la Mesa del Parlamento de Canarias.

Tampoco hay que olvidar lo hecho por el triunfador de las elecciones autonómicas, Juan Fernando López Aguilar. El paladín socialista contra la corrupción de Coalición Canaria ganó en las urnas, pero perdió el poder en los pactos. No duró tampoco un año en la sede parlamentaria. Se marchó en el primer avión a Madrid rumbo a la Carrera de San Jerónimo y, poco después, Zapatero lo facturaba vía Bruselas a la Eurocámara.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído