Joaquín López, en Ontur, manda al paro a los trabajadores cada 6 meses para que cobren ayudas públicas

Trabajo temporal y ayudas del Estado, la ‘fórmula mágica’ de un alcalde del PSOE para arreglar el paro

El creador de estos trucos y trampas a la Seguridad Social está imputado por un delito de extorsión en la adjudicación de la obra del centro

López Escudero es uno de los alcaldes en los que se apoya el presidente de las Cortes regionales -Francisco Pardo-, quien le ha respaldado siempre

Aquello de defender la estabilidad laboral y fomentar los trabajos fijos no es cosa de los compañeros de siglas de Barreda. El alcalde socialista de Ontur, Joaquín López, ha revelado algunos de los atropellos que tiende a la administración pública. La pócima del empleo público en Ontur consiste en contratar a su personal durante 6 meses, lo suficiente como para poder recibir durante otro medio año ayudas económicas de diversos tipos. Transcurrido ese tiempo, López vuelve a emplear a esas personas otro semestre más, repitiendo reiteradamente este ciclo de trabajo temporal.

Aunque suene a chiste, ese método de trabajo es el que considera oportuno y recomendable el socialista albaceteño para salir de la crisis. Sin tapujos ni vergüenzas, López ha llevado a cabo un sistema de empleo que en realidad significa una falsa potenciación del trabajo, ya que no garantiza estabilidad laboral a los empleados y supone, además, un desvergonzado y continuo desembolso de dinero público proveniente de la Seguridad Social de todos los ciudadanos que cotizan.

El periodista Carlos Cuesta se hizo eco -en el programa «La vuelta al mundo» de Veo7- de una entrevista que realizaron al «alcalde de las ideas brillantes» en la televisión municipal de Hellín. En ella, López defiende a capa y espada el método irrisorio que ha llevado a cabo para bajar el número de parados de su municipio. Pinche aquí para ver el video.

La burla que ha hecho el problemático alcalde a quienes pagan con su trabajo y con sus impuestos todas las ayudas y los subsidios de los desempleados, no ha pillado de sorpresa a los vecinos de Ontur. López está implicado en un presunto delito de extorsión en las diligencias abiertas por el Juzgado número 3 de Hellín, sobre irregularidades en la adjudicación de las obras de construcción del Centro de Día de Ontur, proyecto creado a través de la subvención del Plan-E de Zapatero, para el que se han inyectado más de 400.00 euros.

El escándalo de las obras del centro público saltó este verano, cuando se supo que se eligió el peor de los cinco proyectos que concursaron, que además se presentó fuera del plazo. La mesa de adjudicación estuvo compuesta por un concejal del PSOE, el aparejador municipal, un administrativo «metido a dedo», un funcionario y la secretaria-interventor. Todos ellos también están imputados. Al parecer, el adjudicatario es un constructor amigo del alcalde que ha sido concejal del PSOE en un pueblo vecino, Albatana.

El proyecto ganador se debería haber descartado desde el principio por no haber sido presentado a tiempo. Coincide también que la reforma de la vivienda de López que se hizo a la vez que la construcción del centro público, fue realizada por el mismo constructor y con los mismos acabados que la obra municipal

Las oscuras coincidencias que rodean a este asunto han hecho saltar la alarma en el pueblo albaceteño, y no por primera vez. Escandalosa es la reciente subida del 23,5% de su sueldo, lo que supone que el alcalde socialista cobra más de 44.000 euros al año. Por si esto no fuera poco, la deuda que mantiene con la Mancomunidad FAO (Fuenteálamo-Albatana y Ontur) por el servicio de recogida de basura ronda los 60.000 euros.

Con el respaldo de toda la cúpula socialista castellano-manchega, Joaquín López sigue al mando del Ayuntamiento de Ontur, un consistorio que se encuentra en una grave y alarmante situación económica debido a la ascendiente deuda de más de 614.000 euros que tenían ya a final del año pasado

Es una falta a la dignidad ciudadana que haya quien prefiera «chupar del bote» del Estado para pagar ayudas sociales en vez de generar empleo de calidad. Si Zapatero y Barreda hubieran pagado las deudas que deben a proveedores, la situación de muchas empresas sería mucho mejor y no tendrían que despedir a su personal. Por el contrario, con alcaldes como el de Ontur los trabajadores españoles tienen que mantener a millones de parados, mientras la deuda aumenta con dichos proveedores, los cuales, además no pueden contratar a más gente. La mentalidad de «chupopteros» de muchos gobernantes como López nos va a pasar una factura muy alta.

Entre el dinero desperdiciado con el Plan-E, el «cheque-bebé» y con el fomento del empleo basura que tanto defienden los «compis» de partido del señor Barreda, acabaremos como Irlanda y Grecia en no mucho tiempo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído