Opinión / Pasajes

Independentista desde chiquito

Independentista desde chiquito
José Rodríguez, junto al alcalde de Garachico, Ramón Miranda.

El otro día el periódico independentista por antonomasia de aquí, de Canarias, le hizo una entrevista a un independentista, claro. Afición que tienen desde hace un tiempito, motivo por el que se les está acabando el género. Y también el número; sobre todo el número. Pero bueno, ellos/ as sabrán. Llegado el caso incluso se inventarán independentistas y todo. Y esto se dice con conocimiento de causa, porque ya pasó que en una ocasión se inventaron la independencia de una señora, y la señora se cabreó bastante. Y el medio tuvo que rectificar en la última página en un cuadrito chiquito. Menos da una piedra, se debió pensar la señora.

En la entrevista del otro día, el mismo día de antes por no variar, después de decir que el muchacho independentista se llama ACHB, dice que “es nacido en Canarias”; lo normal si es independentista canario, porque no va a nacer en Laponia y pretender la independencia de Canarias.

Después dicen que es Secretario de NO Sé Qué, que sí lo sé pero me lo callo, e inmediatamente le espetan: “¿Por qué es independentista?”. Eso es ir al grano y lo demás bobería. Ni decir el currículum del muchacho ni si es guapo, feo o tartamudo, hala, a bocajarro y al grano: ¿Por qué es independentista? Y el muchacho independentista, o sea ACHB, va y responde: “Soy independentista porque es un sentimiento con el que se nace”.

Algo que no sé a ustedes, pero a un servidor le resulta raro. Paranormal incluso. De una rareza y una “paranormalidad” que hasta tiran para detrás; tenga cuidado no se vaya a hacer daño en el colodrillo al caer, póngase la mano en la cabeza, de nada. Pero puede ser. Veamos… Conectamos con la Maternidad del doctor Epaminondas Hertzianas Minglanilla; habla Epaminondas, que es “partólogo”:

–Lo siento señora Chona, pero tengo que manifestarle, con harto dolor de corazón y pulmones, que le ha salido un hijo independentista canario.
–¡Qué horror! ¡Fuerte una desgracia más grande! ¿Y cómo sabe usted eso, doctor Epaminondas Hertzianas, si el niño acaba de nacer…?

–Pues porque tiene un antojo, o sea un «lunar, mancha o tumor eréctil que suelen presentar en la piel algunas personas, y que el vulgo atribuye a caprichos no satisfechos de sus madres durante el embarazo», en forma de siete estrellas verdes, en el culo, perdonada sea la manera de señalar.
–¿Y encima verdes las estrellas?

–Pues sí don Genaro; o sea que es de un independentismo su hijo, que ya, ya. O sea ya, al cuadrado.
–Oiga, don Epaminondas, ¿y usted no cree que si le restregamos bien fuerte el antojo con estropajo mojado en Don Limpio, pongamos por caso, se le quita el antojo y deja de ser independentista…?

–No sea bruto, Genaro, las cosas no son tan fáciles.
–¡Hay Dios mío de mi vida! ¡Qué afrenta más grande!

_¿Por qué doña Chona?
–Oh, porque cuando se entere su abuelo, o sea mi padre, que es de Teruel de toda la vida y aficionado al Real Madrid, se va a llevar un disgusto que para qué. Pero esto me lo barruntaba yo, doctor Epaminondas, desde que el nene estaba dentro de una servidora; porque cuando yo le decía a Genaro, pongamos por caso: ¿nos damos un saltito a la Península, a Torremolinos por ejemplo, en verano, Gena?; el indino este, o sea, dicho de una persona, un muchacho generalmente, travieso o descarado, me arreaba tal patada, que usted ni se imagina, doctor.

Ahora conectamos en el tierno momento, en el que ACHB, dijo sus primeras palabras a su señor padre, alias progenitor A:

–ACHB, di papá… Papá. O mamá, di mamá, venga. Anda, hijo, que no es tan difícil.
–¡Antonio Cubillo! ¡Viva Canarias libre!
–¡La madre que te parió! Que no tiene culpa por otra parte.

Y por último conectamos con ACHB, ya en el cole:

–Queridos niños y niñas, hoy toca Historia. Andresito, rico, dime la lista de los reyes godos, anda.
–¡Y una mierda! Si quiere le digo la lista de los menceyes guanches; pueblo que vivía libre como el viento, y fue conquistado por la “fuerza de las Fuerzas”, hace seiscientos años y me llevo una. ¿Se entera, malvado represor colonialista…?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído