También la sede del PP de A Guarda

Atacan dos oficinas de empleo en Vigo y O Porriño

Los hechos sucedieron durante la madrugada dle miércoles

Atacan dos oficinas de empleo en Vigo y O Porriño
Un coche de la Policía en un suceso. EFE/Archivo

Los tres edificios sufieron daños materiales, si bien no hubo ningún herido al no haber gente en su interior

El local del Inem en el municipio pontevedrés de O Porriño ha sido atacado por un cóctel molotov en la madrugada de este miércoles y la sede del PP en A Guarda (Pontevedra) apareció con un cristal roto y pintadas, mientras que dos artefactos incendiarios causaron daños materiales en una oficina de empleo en Vigo.

Según ha informado a Europa Press la Policía Local de O Porriño, entre las 2.30 y las 3.00 horas se recibió el aviso por un ataque a la oficina del Inem, ubicada en el polígono residencial de Torneiros fase III.

Fue un cóctel molotov en esta ocasión el que ha causado, según ha precisado las mismas fuentes policiales, daños «no muy importantes» en el local afectado.

Además, a primera hora de la mañana de este miércoles una concejala del Partido Popular del Ayuntamiento de A Guarda avisó a la Policía Local de que habían roto un cristal de la sede de la formación política, ubicada en la Praza da Igrexa, cerca del Consistorio.

La Policía Local indicó que, además de la rotura de la luna, había una pintada en el local del PP en la que se podía leer ‘Poder obrero’.

DOS ARTEFACTOS INCENDIARIOS

Por su parte, los Bomberos de Vigo han sofocado en la madrugada de este miércoles un incendio en una oficina de empleo de Vigo, provocado por el lanzamiento de, al menos, dos artefactos incendiarios, y que ha ocasionado daños materiales.

Según han informado a Europa Press fuentes de este servicio municipal, los bomberos de Balaídos recibieron el aviso del fuego sobre las 2.45 horas. Así, los vecinos alertaban de que se estaba produciendo un incendio en una oficina de empleo de la calle Baiona, en el barrio de Coia.

Cuando acudieron a sofocar las llamas, los bomberos comprobaron que se habían arrojado dos artefactos incendiarios, uno de los cuales fracturó una ventana y cayó al interior de la oficina.

El fuego causó daños en ordenadores, mobiliario y material de oficina, pero fue sofocado rápidamente por los bomberos y, pese a estar el local en el bajo de un edificio, no fue necesario desalojar a los vecinos. La Policía científica acudió al lugar para recoger pruebas e investigar la autoría de este ataque.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído