Sirvió un ágape navideño al Cabildo

Los favores a Ángela Mena (CC)

Jalea de Menta, un restaurante demasiado privilegiado por las autoridades

Los favores a Ángela Mena (CC)
Ángel Mena, con las manos en la masa.

El Cabildo de Tenerife carece de la consejería de sutilezas. Sólo así puede entenderse que en el almuerzo ofrecido el pasado 17 de diciembre a los directores de los medios de comunicación el restaurante escogido para que preparase el ágape fuese, ni más ni menos, que Jalea de Menta, propiedad de Ángela Mena, concejal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y esposa de Paulino Rivero. Demasiadas coincidencias.

Teóricamente, cualquier institución puede encargar el almuerzo, la cena o los tentempié a quien le plazca, siempre dentro de unos parámetros de legalidad. Lo que sucede es que la mujer del César no sólo debe ser honrada, sino parecerlo, y, curiosamente, el Cabildo, gobernado por el nacionalista Ricardo Melchior, ha ido a escoger entre los centenares de excelentes restaurantes de Tenerife, el de la mujer del presidente del Ejecutivo regional.

Además, tampoco hubo disimulo a la hora de eludir el nombre del establecimiento afortunado, ya que los comensales contaban con la tarjeta en la que es especificaba el menú preparado y quién lo había confeccionado. Lo que sucede, ya puestos a hilar finos, es que no es la primera vez que sucede un trato de favor con el local de la señora Mena. Jalea de Menta ha contado con otra serie de privilegios, el último muy reciente, en plenas fiestas de El Sauzal, allá por el mes de julio.

LA LEY, PARA LOS DEMÁS

La ordenanza municipal de El Sauzal en relación a la ocupación de la vía pública con mesas, sillas y toldos publicada en el BOP nº 17, 24 de enero de 2008 prevé que “en caso de eventos programados en el término municipal con motivo de fiestas, ferias o congresos, el Ayuntamiento podrá exigir la retirada temporal del mobiliario que ocupa la vía pública mientras dure el acontecimiento programado, sin derecho a indemnización.”

Lo cierto, según lo publicado por este medio hace unos meses, es que en el caso de la terraza del restaurante Jalea de Menta, propiedad de Ángela Mena, no se exigió en ningún momento la retirada de las sillas, mesas y paraguas sino que estos simplemente se rodaron unos metros o incluso se llegaron a trasladar a la entrada de la próxima plaza de San Pedro, justo en frente de la Plaza del Príncipe en la que se encuentra habitualmente ubicada esta terraza.

Con ello el negocio en los días de fiesta, en los que un gran número de vecinos y visitantes se concentraban en la zona, se hizo extremadamente fructífero con una clientela que en todo momento llenaba las mesas y consumía cómodamente mientras observaba el espectáculo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído