Entrevista a Jesús Sordo, presidente de la Asociación de Empresarios de la Hostelería de Santiago

“Con esta Ley consiguen que los fumadores coman y tomen el café en su casa”

“Hicieron un boom enorme del tabaco y ahora que la gente está enganchada dan marcha atrás”

“Con esta Ley consiguen que los fumadores coman y tomen el café en su casa”
Jesús Sordo opina sobre la ley antitabaco.

“Nosotros con el permiso para poner las máquinas incluso podemos vender puros, pero luego no permiten que los fumen en nuestros locales”

Tras la entrada en vigor de la polémica Ley Antitabaco, impuesta por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en ‘Galicia4.com’ hemos hablado con el Presidente de la Asociación de Empresarios de la Hostelería de Santiago y dueño del restaurante Bocalino, Jesús Sordo García, para conocer cuáles cree que serán las consecuencias de la normativa en el sector.

El 2011 ha traído consigo la llegada de la nueva Ley Antitabaco y el miedo de los hosteleros a una importante pérdida de clientela. ¿Comparte usted este temor?

Por supuesto que sí. Con esta ley lo que consiguen es que la gente que esté acostumbrada a fumar se quede en casa comiendo su comida, bebiendo su vino y fumando un pitillo mientras ve la tele. La gente fumadora en vez de ir a la cafetería a tomar su café se a comprar una máquina y se lo va a hacer en casa para poder fumar mientras lo toma, porque está habituada a ello. Ojalá me equivoque, esto no pase, y la gente simplemente vaya a los bares concienciada de que no puede fumar, como cuando sube a un avión, pero no creo que sea así. En España la hostelería supone un 13% del PIB y creo que va a sufrir una recesión importante. El europeo lo que quiere es salir, comer en un restaurante tranquilo, y fumarse un pitillo al terminar.

¿Cree que la gente va a cumplir la normativa?
No lo sé y es algo que me preocupa porque, si por ejemplo, un cliente se encierra a fumar en un baño, ¿yo como lo impido? Fuma en el baño, sale a la calle, y desaparece pero el olor queda. ¿Y yo qué voy a hacer? Yo no soy autoridad para pedirle el DNI, y la culpa caería sobre mí. La ley no especifica nada en estos casos.

¿Qué sentido tiene el haber obligado previamente a los hosteleros a realizar reformas, bastante caras por cierto, en sus locales, para separar a fumadores de no fumadores, si ahora no pueden fumar en ningún lado?
En su época tenía sentido porque se llegó a un consenso y se dio al libertad de elegir si querías estar en un ámbito con humo o sin él, pero a día de hoy ya no vale de nada. La mayoría de los hosteleros tuvieron que asumir deudas para hacer esas obras, y aún siguen pagándolas. Ahora no les sirven de nada y nadie los indemniza por ello.

¿Está de acuerdo con el contenido de la ley?
Estaba de acuerdo con la ley anterior, con la que la clientela tenía la libertad de elegir donde quería entrar y donde no. Además ésta demostró la importancia de los espacios para fumadores, ya que muchos de los que escogieron hacer locales para no fumadores en vez de dividir tuvieron que cambiar de fórmula porque mucha gente no entraba en sus locales. Hace cinco años ya hubo acuerdos y consensos, ya había respeto al no fumador. Además, por un lado el Gobierno está prohibiendo el tabaco, pero por otro autoriza hasta a las gasolineras a venderlo. Nosotros con el permiso para poner las máquinas incluso podemos vender puros, pero luego no permiten que los fumen en nuestros locales. Lo que tenían que hacer es no promocionar la fabricación del tabaco, o hacer cigarrillos con menos nicotina. Hicieron un boom enorme del tabaco, lo publicitaron todo lo que pudieron, y ahora que la gente ya está enganchada pretenden dar marcha atrás. Si es malo prohíbelo directamente, no lo promociones y después lo prohíbas.

¿Es un buen momento para la reforma de la normativa?
Creo que desde luego no es el momento oportuno, en plena crisis económica no creo que sea buena idea poner en peligro las ganancias del sector.

El 2011 no comienza sólo como un año de prohibición, sino también de subida de impuestos y de precios. ¿Cómo lo afronta el sector hostelero?
Los empresarios de la hostelería tenemos que ajustarnos, no podemos hacer recaer esas subidas sobre el cliente porque sabemos que ha visto reducido su poder adquisitivo. Y si nos suben los productos y aún encima nos suben las facturas, nos hacen estar más apretados. Por ejemplo la subida del precio de la luz, los que pagamos 500 euros al mes la vamos a notar demasiado, y no podemos hacérselo pagar al consumidor.

¿Al menos supuso un alivio económico el Xacobeo?
La verdad es que sí. El Año Santo ha sido positivo, muy positivo para Santiago y comarca. Tuvimos que bajar precios para captar más clientes, pero tuvimos buenas ventas, sobretodo sin nos comparamos con los hosteleros de fuera de Galicia, donde lo está pasando realmente mal.

 

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído