Tiene 6 plazas y está aparcado enfrente del local

Un restaurante de Nigrán habilita un furgón para fumar

Fernando Sánchez, gerente: “Es como si enfrente tengo mi piso e invito a un cliente para que no pase frío”

Un restaurante de Nigrán habilita un furgón para fumar

"Si hay clientes que quieren fumar tienen derecho a tener un espacio donde hacerlo sin tener que pasar frío en la calle"

El ‘mono’ agudiza el ingenio. El restaurante Abadía, ubicado en la localidad pontevedresa de Nigrán, ha encontrado una fórmula muy original para que sus clientes fumadores no pasen frío a la hora de consumir su dosis de nicotina.

Tras la entrada en vigor de la nueva Ley Antitabaco ha decidido habilitar un furgón, aparcado en la acera de enfrente del local, y equiparlo como si fuese una pequeña sala de estar, con capacidad suficiente para reunir a seis fumadores .

En declaraciones a ‘Galicia4.com’ el gerente del negocio, Fernándo Sánchez, ha explicado que

«Nosotros estamos de acuerdo con que no se fume dentro de locales públicos porque la gente no tiene porqué estar comiéndose el humo, pero creemos que si hay clientes que quieren fumar tienen derecho a tener un espacio donde hacerlo sin tener que pasar frío en la calle»

Sánchez asegura que «no es una medida que busque la polémica para captar clientes», sino que lo que quieren es «que los clientes que quieran echarse un pitillo puedan hacerlo con comodidad» y «que no opten por esconderse en el baño», añadiendo que «a los clientes hay que darles lo que piden porque sino se van a otro sitio».

Preguntado por cómo se le ocurrió la idea, este hostelero señala que «había oído hablar de que se hacían cosas parecidas en otros países», pero «el día que entró en vigor la ley vi a una señora en la puerta pasando frío mientras fumaba y se me ocurrió invitarla a la furgoneta».

«Es una zona privada, no estamos vulnerando ninguna ley. Es como si enfrente tengo mi piso e invito a un cliente para que no pase frío. El furgón es de la empresa, está aparcado en una zona legal, y pagamos todos sus impuestos».

La idea gustó y sigue adelante, para la comodidad de los fumadores, si bien la intención de Fernándo Sánchez es que este recurso sea provisional y acabar haciendo un club de fumadores.

Entre sus planes también se encuentra fijar, cuando llegue el verano, una zona de fumadores y otra de no fumadores en la terraza del restaurante, para así corregir un error en la ley: «si no lo haces la gente se va a comer el humo de los demás igual».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído