Apoya los despilfarros de Touriño

Abreu: La distorsión gallega

El senador tinerfeño justifica los 4 millones invertidos por el PSOE en libros de texto en gallego

Abreu: La distorsión gallega
Aurelio Abreu.

Los socialistas despilfarran en fuegos de artificio, en naderías, pero niegan la mayor. Ellos nunca hacen nada, al contrario. Toda la culpa la tiene siempre la oposición, normalmente el PP. Lo que ya resulta paradójico es que uno de los últimos gastos innecesarios del PSOE, en connivencia en este caso con el Bloque Nacionalista Gallego, haya sido defendido por el senador socialista por Tenerife Aurelio Abreu. El derroche que defiende este político se refiere a los cuatro millones de euros invertidos por la Xunta de Galicia para la edición de libros en el idioma de la comunidad autónoma.

El senador aclara en La Opinión de Tenerife, a la pregunta de si le parece un despilfarro el uso del pinganillo en la Cámara Alta (alrededor de 350.000 euros al año) que «no me parece un mal gasto, porque sólo se hablará gallego, catalán o vasco en las mociones que presenten los partidos de esas comunidades. Eso supone sólo el 0,06% del presupuesto del Senado y es importante que estos senadores se puedan expresar en su lengua materna. Las lenguas son enriquecedoras y para quienes no las hablamos, nos sirve para aprender. Además, fue un acuerdo unánime en 2005, con lo que no se puede ser cicatero, como el PP, y oponerse ahora».

Curioso que seis años después de aprobarse este sistema se ponga en marcha ahora, aunque de ese aspecto prefiere pasar de puntillas Aurelio Abreu. Sin embargo, el senador del PSOE sí aprovecha la circunstancia para acusar a la derecha y apunta que «me parece mucho más grave que el PP haya tirado a la basura casi 4 millones de euros en libros editados en gallego por el anterior Gobierno autonómico, liderado por el PSOE y el BNG».

Y como ya estaba lanzado en la cuesta abajo de disparar a todo lo que se moviese, Abreu destacó que también le parece «mucho más grave que la Comunidad Valenciana se gaste los recursos que se gasta en un circuito de Fórmula Uno para pasear al señor Camps o a la señora Barberá».

Eso sí, del parque móvil de Touriño, de las reformas suntuarias en su despacho o de los amiguetes enchufados en los principales departamentos de la Xunta de Galicia no tiene datos el señor Abreu.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído