Ni a Perestelo le gusta este trajín

Rivero: El rey del helicóptero

El diputado de CC alega que en las Islas hay dos excelentes aerolíneas

Rivero: El rey del helicóptero
Rivero, un helicóptero para poner una piedra.

Paulino Rivero no se baja del helicóptero. El presidente del Gobierno canario volvió hacer uso de este carísimo medio de transporte, que viene costando entre los 3.000 y los 6.000 euros la hora, para ir a colocar la primera piedra de una escuela infantil en Argual, en el municipio de Los Llanos de Aridane, en La Palma.

La austeridad de la que presume el jefe del Ejecutivo regional deja mucho que desear cuando toda la parafernalia se pone en funcionamiento para mayor gloria del líder de Coalición Canaria. Mientras la consejera de Educación, la señora de las ocho islas, Milagros Luis Brito, va en avión, como el resto de miembros del gabinete gubernamental, Rivero precisa de tomar el helicóptero, aunque eso repercuta en las arcas de una administración cuyos funcionarios sí que se han tenido que apretar el cinturón en condiciones.

No obstante, el diputado de CC en el Congreso, José Luis Perestelo, no tuvo más remedio que criticar, aunque fuese larvadamente, la maniobra del presidente canario y reconocer en la tertulia de Cope La Palma que en tiempos de estrecheces económicas no era bien visto que se gastase el dinero de esta manera.

«A mí no me gusta, ya lo he dicho en más de una ocasión. Se lo he dicho al presidente del Gobierno, aunque él entienda que tenga que estar en todas las Islas. Siendo presidente del Cabildo nunca he usado el coche oficial y comprenderá que tampoco me guste el uso del helicóptero. En Canarias tenemos dos magníficas compañías aéreas y, como comprenderá, prefiero ir en avión como el resto de los ciudadanos».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído