Ante el empeño del número uno de imponer su criterio

La brecha del PSOE de Ferrol lleva a 26 militantes a pedir su baja

Irisarri quiere que Ferraz le quite del medio a Sestayo

La brecha del PSOE de Ferrol lleva a 26 militantes a pedir su baja
Vicente Irisarri y Beatriz Sestayo.

Sestayo consiguió colarse de nuevo como número dos al conseguir 18 votos a favor de los 27 miembros de la ejecutiva

El conflicto interno del PSOE ferrolano, surgido de las discrepancias entre su secretario general y actual alcalde, Vicente Irisarri, y su secretaria de organización, Beatriz Sestayo, ha abierto una brecha más profunda de lo que los socialistas cabrían esperar.

El problema comenzó el pasado 14 de enero, cuando Sestayo presentó una lista alternativa a la de Irisarri para concurrir a las próximas elecciones municipales, a pesar de ser él el candidato a la alcaldía.

Con esta propuesta, la también diputada consiguió colarse de nuevo como número dos al conseguir 18 votos a favor de los 27 miembros de la ejecutiva, provocando un ‘cabreo’ en el alcalde, que llegó a abandonar la sala en la que se estaba celebrando la reunión seguidos por varios de sus concejales.

A pesar de que la lista resultante fue votada por mayoría, y de que, de seguir adelante, Sestayo está dispuesta a abandonar su escaño en el Parlamento Gallego para obedecer a la máxima «una persona, un cargo», Irisarri se niega rotundamente a aceptar su propuesta.

Mientras el ‘bando’ liderado por Sestayo insiste en la necesidad de solucionar cuanto antes el conflicto en el ámbito local, Irisarri ya ha elevado su reclamación a los niveles provincial y regional, si bien ha manifestado su intención de recurrir a Ferraz para que medie en el conflicto.

El empeño del número uno de los socialistas ferrolanos en imponer su criterio y en ‘ir a llorar’ a Madrid para conseguirlo, ha provocado que un total de 26 militantes hayan pedido darse de baja de la formación. Aún así, él sigue ‘pataleando’.

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído