Portazo de Santiago Pérez

Jaula de grillos socialista

José Miguel Pérez no guarda la guadaña para segar las voces discrepantes

Jaula de grillos socialista
Santiago Pérez.

Le crecen los enanos o, mejor dicho, las dimisiones a José Miguel Pérez en el seno del PSOE. El aún presidente del Cabildo de Gran Canaria y candidato de los socialistas al Gobierno autonómico está viendo como el partido, al menos en lo tocante a Tenerife, se la ha convertido en una jaula de grillos. Madrid, de momento, respalda a su hombre en el Archipiélago. Otra cosa será cuando vengan las calificaciones en la noche del 22 de mayo. En Ferraz gusta demasiado el poder como para permitir que Pérez saque un resultado regularcejo. Los hechos, sin embargo, no auspician una buena cosecha al partido del puño y la rosa.

Si la pasada semana se presentaba la plancha de los represaliados por las gestoras en Tenerife, Socialistas por Tenerife, ahora le toca el turno a Santiago Pérez, que renuncia a su acta de diputado en el Parlamento de Canarias porque, a su entender, no se identifica con el rumbo que ha tomado el partido desde que el secretario general en las Islas, con la anuencia de José Blanco, se ha dedicado a sacar la guadaña y segar toda voz crítica.

Pérez, el autodefenestado, tenía, no obstante, fecha de caducidad. El otro Pérez lo tenía enfilado desde que se atrevió a disputarle la candidatura a presidente de Gobierno para los comicios del 22 de mayo. La derrota en ese proceso de primarias, 3 de octubre de 2010, supuso el principio del fin para un político tinerfeño que, acostumbrado al aquí mando yo, se vio relegado a un segundo plano. Ferraz, es decir José Blanco, le dio todo el poder de decisión a José Miguel Pérez y éste sólo se ha dedicado a cargarse cualquier voz disonante.

Santiago Pérez, de momento, mantiene intacto el carné, quizá esperanzado en un fracaso espectacular de José Miguel Pérez. Los socialistas marginados por la nueva dirección se frotan las manos ante un más que previsible desfondamiento del candidato del PSOE al Ejecutivo canario. Saben que repetir la cifra de 26 diputados, a cinco de la mayoría absoluta, sacados por López Aguilar supone una quimera, máxime con el desgaste que tienen la formación a nivel nacional y que, lógicamente, suele influir en todo proceso electoral. Una derrota sin paliativos en las urnas podría voltear la situación y que en Madrid se planteasen poner freno a la andadura del Pérez grancanario.

El ya ex diputado Pérez indicó que él no podía permanecer como espectador ante las medidas adoptadas por la cúpula del PSOE con respecto a la isla de Tenerife «son decisiones de gravedad para imponer sendas gestoras sin legitimidad democrática y que ha dado que sus presidentes sean los candidatos al Cabildo y al Ayuntamiento de Santa Cruz. Esta dinámica no tiene precedentes».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído