Cuenta atrás para que el PSOE-CLM retire los receptores ilegales, a pesar del disgusto del presidente

Se consume el plazo para que Barreda devuelva la señal de Telemadrid si no quiere ir a los tribunales

Aunque la ley contempla que se puede ver el canal en Toledo y Guadalajara, los socialistas lo tienen prohibido

La falta de libertad de expresión en Castilla-La Mancha es otro más de los numerosos escándalos que protagoniza el presidente aristócrata Barreda

Al presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José María Barreda, le quedan pocos días para devolver la señal de Telemadrid a Toledo y a Guadalajara. De no hacerlo, el aliado de Zapatero acabará en los tribunales.

A pesar del derecho de emisión que tienen todos los canales autonómicos en sus regiones colindantes, los señoritos del cortijo manchego prefirieron instalar un receptor ilegal y pagado con dinero público, para impedir la señal de la televisión madrileña en las provincias limítrofes.

Este atropello a la libertad de expresión deja patente quién es Barreda. Hasta su propio compañero de partido, el ministro de Industria Miguel Sebastián, tuvo que advertir públicamente que si no cesaban las emisiones ilegales de Castilla-La Mancha Televisión en el canal destinado a Telemadrid, tendría que sancionar a la empresa pública encargada y responsable de la ilegalidad

La portavoz de PP de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, ha recordado que dio un plazo de siete días naturales a Barreda para que proceda a la eliminación de las señales que impiden que Telemadrid pueda verse en Toledo y Guadalajara, y ha asegurado que, en caso contrario, estudiará acudir a los tribunales, «probablemente» por la vía penal.

En contra de lo que quisiera Barreda, este mismo viernes se acaba el plazo

El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, tampoco parece especialmente interesado en solucionar el problema

A preguntas de los medios, la portavoz ‘popular’ ha recalcado que la Televisión de Castilla-La Mancha (CMT) lleva «cinco o seis años» sin acudir a sus ruedas de prensa y ha calificado de «vergüenza» el funcionamiento de la televisión pública de Castilla-La Mancha.

Tándem socialista

A Riolobos le produce «sonrojo y bochorno» que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, anuncie que va a llevar a los tribunales al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero al tiempo que en la convención que el PSOE ha celebrado en Zaragoza le faltara tiempo «para abrazarle y reírle las gracietas».

En rueda de prensa en las Cortes regionales, Riolobos ha dicho que este tipo de actitudes demuestran que el presidente manchego es el más firme defensor de las políticas de Zapatero y ha lamentado que éste se sumara con mucha alegría a la convención socialista, a la que ha definido como la «convención de vamos a contar mentiras

En este marco, la también senadora por la provincia de Toledo ha afirmado que ayer en Zaragoza quedó claro que «todos los líderes del PSOE son Zapatero» y que José María Barreda demostró que apoya todas las políticas del presidente del Gobierno «a pesar del doble lenguaje que tiene en Castilla-La Mancha».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído