Entrevista a Beatriz Sestayo, número dos del PSOE de Ferrol y diputada autonómica

«Me enteré a través de los medios de que Irisarri me vetaba»

"Lo que no entiendo en el Partido Socialista es que haya discriminaciones"

"Me enteré a través de los medios de que Irisarri me vetaba"
Beatriz Sestayo.

Es extraño que, por ejemplo, en el caso de Coruña, Mar Barcón, que es diputada aquí no pueda compatibilizar cargos, y en cambio no se aplique la misma norma a Carmen Marón, que es diputada nacional, o al propio alcalde, Javier Losada, que es senador.

A medida que se acercan las elecciones municipales se percibe en los ayuntamientos un aumento de los conflictos y cruces de acusaciones no solo entre los diferentes partidos políticos, si no también a nivel interno. Uno de los enfrentamientos más sonados lo han protagonizado dos de los principales miembros del PSOE ferrolano: su líder, Vicente Irisarri, y su secretaria de organización y diputada, Beatriz Sestayo. En Galicia4.com hemos hablado con ella para conocer las causas del problema del Partido Socialista a nivel local, pero también regional.

Tras dos semanas de jaleo en el PSOE de Ferrol habeis llegado a un consenso, ¿fue un verdadero acuerdo o hubo órdenes de arriba?
Se trata de un verdadero consenso, que es lo que queríamos desde un primer momento, fruto de las cesiones de unos y otros desde el seno de la agrupación de Ferrol, a falta de que la ejecutiva y los militantes lo apruebe.

Precisamente el deseo de que las decisiones se tomaran en Ferrol, sin recurrir a Ferraz tal y como quería Irisarri, provocó que 26 personas anunciaran su intención de abandonar al PSOE. ¿Algún militante llegó a tramitar su baja?
Hubo varias personas que consideraron que si el secretario general quería sustraer la votación a la asamblea de militantes de Ferrol lógicamente ellos decían que para no poder debatir en su propio partido sobraban y se querían dar de baja. Son personas comprometidas con el partido, por lo que les pedí que tuvieran un poco de paciencia, que yo estaba segura de que se iba arreglar aquí, y creo que finalmente no vamos a tener que lamentar que ningún militante se dé de baja.

Algunos medios apuntan a que a pesar de que hableis de consenso realmente ha ganado usted. Seis de las personas que forman parte de los diez primeros puestos de la nueva lista la apoyan a usted…
Una vez que hay consenso yo creo que no se puede hablar de ganadores. Lo que hemos hecho es respetar la mayoría que ha decidido la ejecutiva de Ferrol, pero siendo capaces de hacer concesiones. Yo fui la primera en apartarme para que esto no fuera ningún problema y después aceptamos encajar a algunas personas más. Es una pena que no hubieramos llegado antes a un acuerdo, pero más vale tarde que nunca.

¿Usted se apartó para evitar jaleos?
Sin duda. Cuando me enteré, a través de los medios de comunicación, de que el candidato vetaba a Beatriz Sestayo, obviamente tengo claro que yo en este partido no voy a ser un problema, y me parté a pesar de que mis compañeros, por mayoría absoluta, me apoyaran. Yo estoy a disposición del partido y no tengo ningún interés en ocupar puestos en contra de la voluntad de nadie, solo faltaría.

¿Cuál es el motivo de su veto? ¿Qué problema hay realmente entre Beatriz Sestayo y Vicente Irisarri?
Eso se lo tendrías que preguntar a él.

Hay mucha gente que no entiende que personas como usted, o como Mar Barcón, por ejemplo, que son diputadas y ocupan un papel importante dentro de su partido, estén dispuestas a abandonar el hemiciclo para probar suerte en las elecciones municipales.
Esta es mi ciudad, es la ciudad en la que vivo. Creo que Ferrol tiene unas posibilidades inmensas, y yo apuesto por estar más cerca posible de los ciudadanos. Como diputada lo hago, estoy en contacto con los problemas de Ferrol diariamente, pero poder implicarte de cerca en las cuestiones de tu ciudad es impresionante. Las personas que no estamos aquí por los sueldos, sino por vocación, lo que hacemos es ponernos a disposición del partido y colocarnos donde más útiles seamos. Así como en su momento, recién perdida la Xunta, mis compañeros creían que era necesario que ayudara a organizarnos en la oposición, dejé el concello con todo el dolor de mi corazón, ahora mis compañeros de aquí consideran que yo podría ser útil para tirar de las listas. No hay secretos. Cuando uno se compromete en política es para hacer las cosas lo mejor que puede, y por tu ciudad, que para eso te pone, y si no sobras.

En las últimas semanas no solo ha tenido que enfrentarse con el jaleo de aquí, sino también en el Grupo Parlamentario Socialista por la diferencia de opiniones en torno a la máxima ‘una persona, un cargo’ defendida por Pachi Vázquez, con la que usted no parecía estar de acuerdo…
Yo fui la primera en aceptar esa máxima cuando se aprobó en el Congreso de Pontevedra, la primera diputada en elegir entre un cargo y otro fui yo, y lo cumplí. Lo que sí me parece extraño es que esto no se le aplique a todos. Es extraño que, por ejemplo, en el caso de Coruña, Mar Barcón, que es diputada aquí no pueda compatibilizar cargos, y en cambio no se aplique la misma norma a Carmen Marón, que es diputada nacional, o al propio alcalde, Javier Losada, que es senador. Y creo que es bastante más complicado compatibilizar la actividad municipal con la de Madrid, donde pasan gran parte de la semana, de lo que le sería a Mar Barcón entre Coruña y Santiago. Por tanto, yo lo que defendí es que si esto es porque no podemos dedicarle las 24 horas, con lo cual estoy de acuerdo, creo que se debe aplicar a todos. Lo que no entiendo en el Partido Socialista es que haya discriminaciones cuando lo que nosotros defendemos precisamente es que no haya discriminaciones en la sociedad. Las normas son para todos, no para unos pocos, y eso es lo que me rechina, y eso es lo que trasladé en la ejecutiva porque me gusta expresar mis opiniones libremente, pero yo nunca estuve en contra de lo de ‘una persona un cargo’ , e insisto en que fui la primera en acatarlo. De hecho, ninguna de las personas que fuimos señaladas con el dedo estábamos acumulando cargos. A la hora de abordar esa medida, gustara o no, hubo una mayoría, y si no estás contento con lo que dice la mayoría y no eres capaz de acatar las decisiones de tu partido lo que tienes que hacer es irte.

Ese debate se cobró ‘la cabeza’ de Leiceaga, que figuraba como portavoz parlamentario, y provocó una reestructuración del Grupo Parlamentario Socialista. Acabais de tener la primera reunión del nuevo equipo, ¿cuáles son los cambios más destacados?
Se nos ha ofrecido estar a todos los que estábamos antes. Yo ya estaba, leí en algún medio de comunicación que me incorporaba, pero no, yo ya estaba en la permanente del grupo parlamentario, y por lo tanto sigo, como siguen también otros compañeros, como Abel Losada, Mendez Romeu, Concepción Burgo o, evidentemente, Pachi Vázquez. Y los que sí se van son Mar Barcón, porque se incorpora a las listas de Coruña, Leiceaga porque ha decidido que si no se confía en él como portavoz tampoco se debe confiar en él para otras responsabilidades menores, y también Lage Tuñas y Modesto Pose. En vez de ellos se incorporan Carmen Gallego y María José Caride. Se reduce la permanente de 11 personas a 8.

¿ Está llevando Pachi Vázquez al PSdeG por el camino correcto para salir de la oposición?
Espero que sí.

¿ Y es Irisarri el candidato que el PSOE de Ferrol necesita?
Yo creo que Irisarri demostró ser un buen candidato en las anteriores elecciones, con una enorme ayuda de Emilio Pérez Touriño, que estuvo haciendo campaña en Ferrol dos o tres veces a la semana. Ahora lo hemos nombrado otra vez porque creemos que es el candidato, sino no lo hubiéramos elegido. Solo que creemos que la lista la debería hacer la ejecutiva, y no él, y de ahí estas pequeñas discrepancias.

¿Puede este jaleo desgastar al PSOE en Ferrol? Algunos dicen que habeis regalado la alcaldía a José Manuel Rey con este conflicto.
Eso es una aberración. Entendemos que para el Partido Popular, donde si alguien está en desacuerdo no le queda otro remedio que irse a otro partido, como ocurrió con Cascos, sean extraños los debates. Pero los debates para conformar las listas se producen en todos los partidos, y aquí no se trata de una cuestión de nombres, sino de desarrollar un proyecto escuchando al partido y a los ciudadanos.

Acaba de producirse un nuevo ataque a una sede del Partido Socialista, algo que ya se está convirtiendo en algo habitual… ¿Por qué al PSOE?
Desconocemos por qué el PSOE, no sabemos quienes son los autores de los ataques, y no sabemos sus motivos, pero en todo caso nunca la violencia tiene justificación. Es una acción propia de cobardes que contrasta con la valentía de los socialistas que trabajan en esas sedes, ya no cargos, sino también militantes que trabajan allíí día tras día, y que se sienten muy frustrados porque no logran encontrar un porqué.

 

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído