La Copa de España de este 'deporte' acabó con una agresión a los informadores

¿Caza del zorro o del periodista?

Intentaron pegar a un cámara y a otro le tiraron la cámara

¿Caza del zorro o del periodista?
Un activista protesta contra la caza de zorros.

Los cazadores insultaban y amenazaban a los periodistas y activistas con frases como "te meto un tiro" u "os parto la cara"

La Copa de España de Caza del Zorro celebrada en Ponte Caldelas, Pontevedra, el último fin de semana de enero, ha logrado estar en boca de todos, pero no por su trascendencia a nivel deportivo, sino por el conflicto en el que derivó su celebración: un reportero audiovisual sufrió un intento de agresión por parte de un grupo de cazadores y a otro le tiraron la cámara al suelo y luego la zapatearon.

Además, todos los informadores allí presentes sufrieron insultos y amenazas, al igual que los voluntarios de la asociación en defensa de los animales ‘Equanimal’ que pretendían boicotear el campeonato.

Al detectar la presencia de cámaras, los cazadores se pusieron nerviosos y conminaron a activistas y periodistas a que dejaran de seguirles. La situación desembocó en un momento de tensión durante el cual se dirigieron a un trabajador de TVE, tiraron su cámara al suelo y, una vez derribado, le dieron patadas.

Cuando fueron conscientes de que la escena estaba siendo grabada por otra cámara, de Antena3, intentaron agredir sin éxito al operario que la portaba, al tiempo que insultaban y amenazaban a otros periodistas y activistas con frases como «te meto un tiro» u «os parto la cara».

¿El resultado? La intervención de la Guardia Civil y grandes dosis de polémica.

DENUNCIA DEL SINDICATO DE PERIODISTAS
Tras hacerse eco de estas agresiones, el Sindicato de Periodistas de Galicia ha exigido a la Delegación del Gobierno en Galicia la «inmediata apertura de una investigación policial» que use las «numerosas pruebas audiovisuales y los testigos» de las agresiones y remita el caso a la Justicia.

El SXG insiste en que los responsables de este tipo de agresiones «no pueden quedar impunes», ya que supondría «condenar a los periodistas, que a menudo cubren estas situaciones potencialmente conflictivas, a ser objeto de nuevas agresiones».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído