Opinión / Pasajes

Carta de Zapatero

Carta de Zapatero
Zapatero y Merkel.

El presidente don Rodríguez Zapatero, ha enviado una carta a sus militantes, para animarlos mayormente ya que están los pobres apenados por las encuestas, en la que les dice que después de sus casi 11 años en La Moncloa: “Nos podemos sentir satisfechos”. Por su encomiable labor, claro está.

Los militantes socialistas se pueden considerar satisfechos, una barbaridad, de los cinco millones de parados que ha conseguido Zapatero él solito. La mayor tasa de paro de toda la Unión Europea y de toda la OCDE. Como para tirar voladores. Naturalmente, el presidente no puede pretender que el resto de españoles, los que no somos militantes de su partido, compartamos este colosal logro. Y a lo mejor ni siquiera los propios militantes socialistas lo consideran un logro. Aunque algunos/as habrá, porque hay mucho masoquista suelto en ese partido.

Los militantes socialistas también deben estar muy satisfechos con que Zapatero, según llegó a La Moncloa, se pusiera a negociar de tú a tú con los asesinos etarras, al tiempo que humillaba a las víctimas del terrorismo. Incluso el hermano caricaturista de un importante dirigente socialista, tanto que hasta fue ministro, se atrevió a decir que al entonces presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, don Francisco José Alcaraz, le había tocado la lotería cuando ETA mató a sus sobrinas y hermano.

Los militantes socialistas también deben agradecer a Zapatero que, en vez de devolvernos “al corazón de Europa” como dijo muy ufano cuando alcanzó el Gobierno de España, nos haya llevado al culo del mundo. Podría decir el ano, sí, pero no es lo mismo. Y nos ha llevado al culo, porque ha ninguneado a las democracias más importantes del planeta, para entregarse a las dictaduras más deplorables, casos de Cuba y Venezuela, e incluso alternar con las dictaduras islamistas merced a su invento de la Alianza de Incivilizaciones.

Y lo satisfechos que están los pensionistas a los que Zapatero les ha rebajado las pensiones, porque así comerán menos, menos aún quiero decir, y no les subirá el azúcar ni el colesterol. Al igual que a los funcionarios a los que también les ha bajado los sueldos Zapatero. Los funcionarios están tan satisfechos con Zapatero, que hasta le van a levantar un monumento, ecuestre y todo.

Y la satisfacción de los padres y madres de las niñas de 16 añitos, que gracias a Zapatero pueden abortar sin su permiso, pues es apoteósica. ¿Y de la satisfacción de esas mismas niñas, que ahora pueden acceder incluso sin receta a la píldora abortiva o del día después, como si fuera un chupachups, qué me dicen ustedes? Un logro social del carajo, claro.

Y lo que ha hecho Zapatero por la educación en España, es también para estar satisfechísimos. Eso de que nuestros escolares estén los últimos de toda la OCDE en conocimientos es un gran mérito. ¿O no…? Porque estaremos los últimos en matemáticas, química, lengua y etcétera; pero
somos los primeros en masturbación, porque para eso el Gobierno se ha esforzado en dar clases de masturbación desde una perspectiva feminista. Los estudiantes españoles son los mejores que se masturban, y eso es un logro social muy… Iba a poner importante, pero me arrepentí. Pero es un logro socialista, eso sí. ¿O no? Creo que doña Angela Merkel va a contratar a un montón de titulados de estos en Masturbación para la Ciudadanía, para que enseñen a los niños alemanes a masturbarse.

Ahora bien, los que sí que están satisfechos de verdad son los sindicalistas de la Ceja; o sea los de UGT y CCOO. Estos sí que no pueden quejarse de Zapatero, porque nunca antes ambos sindicatos habían recibido tanto dinero público como con Zapatero. ¿Y los cineastas de la Ceja…? A los cineastas de la Ceja es que la satisfacción con Zapatero les sale por las orejas. Oh, el año pasado recibieron 90 millones de subvención, y las películas subvencionadas ni siquiera alcanzaron los 70 millones de recaudación. Así da gusto hacer cine. ¿O no?

Y los que por supuesto están más satisfechos todavía con Zapatero son los diputados, que con solo siete años cotizados alcanzan la pensión máxima, mientras a los pringados, o sea a la ciudadanía, nos obliga Zapatero a cotizar un mínimo de 37 años para una pensión de mierda. Qué satisfechos que debemos estar con Zapatero, caramba. Digo carajo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído