José Rodríguez 'haciendo amigos'

El Día: Rivero es un opresor

El editorialista insiste en que habrá un estallido social en las Islas

El Día: Rivero es un opresor
José Rodríguez Ramírez.

Enésimo desbarro del editorialista de El Día –El estallido social se ve venir-. A José Rodríguez, cada vez que no le satisfacen sus caprichos, le da por escribir barrabasadas.

Da lo mismo a quien pueda llevarse por delante, metafóricamente hablando, lo importante para el director del periódico protoindependentista es cumplir con la ‘noble causa’ de reclama la libertad para Canarias, aunque sea a costa de llamar opresor al mismísimo presidente del Gobierno regional. Sin palabras.

Rodríguez ataca una vez más con las presuntas revueltas populares que pueden producir en Canarias. «Usted no quiere verlo, señor Rivero, pero un día la explosión social va a ser de tal magnitud en Canarias, que ni tanques ni artillería pesada podrán con el pueblo que se levantará airado contra sus opresores políticos».

El editorialista de El Día da una vuelta de tuerca a sus planteamientos y espeta sin miramientos que:

Opresores, créanos que nos duele decirlo, entre los que están usted, su Gobierno y todos los miembros de su partido que no han sabido reaccionar ante el colonizador español para pedir la libertad. Falsos nacionalistas que no han sabido adoptar las medidas necesarias para evitar que los canarios sigan siendo personas ignorantes y temerosas.

Paulino, ¿para qué quiere usted ganar las elecciones si no va a pedir la libertad de Canarias? ¿Para seguir dependiendo de Zapatero? ¿No se da cuenta de que el presidente del Gobierno español le toma el pelo? Lo engatusa con agua salada, pero no aborda temas de imprescindible discusión, el más importante de todos ellos nuestra independencia.

¿Puede haber algo más bonito que la libertad? ¿Por qué hemos de confiar en el godo y no en el canario? Esa es la pregunta que nos inspiran las respuestas a una de las preguntas que hemos formulado a los habitantes de esta Isla y de su capital, Santa Cruz. ¿Cómo es posible que alguien albergue dudas de que en Canarias vive gente suficientemente preparada para gobernarse por sí misma, como ocurre, de forma natural, en todos los pueblos civilizados y libres?

¿Por qué estamos mejor, según criterios de algunos canarios, sin gobernarnos por nosotros mismos? ¿Qué méritos tiene el peninsular, o el godo invasor, o el godo gobernante de la Metrópoli, para dirigir nuestros destinos mejor de lo que podemos hacerlo nosotros mismos? Nuestra respuesta es la narcosis; el resultado de seis siglos de narcosis generada por el miedo y la ignorancia.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído