El Tenerife sale del descenso

Trece meses de pesadilla

El triunfo ante el Xerez le coloca provisonalmente en puestos de permanencia en Segunda A

Trece meses de pesadilla
Antonio Hidalgo celebra un gol ante el Rayo Vallecano.

El CD Tenerife sale provisionalmente de la zona de descenso tras el nuevo triunfo de calidad ante otro de los gallitos de la categoría, el Xerez (2-1). El dato, ofrecido por el compañero de Radio Club Tenerife, Manoj Daswani, es revelador. El cuadro blanquiazul consigue salir del pozo después de un año y un mes metido en esa tesitura. Acabó la mitad de la pasada campaña en el pozo de la tabla y nunca más había conseguido salir de ahí, ni en toda una segunda vuelta en la Primera División, ni en lo que iba de campeonato en Segunda, 26 jornadas.

Lo que sí es una verdad incuestionable es el nuevo aire que le ha dado Antonio Tapia a la plantilla tinerfeña que, salvo el injusto tropiezo ante el Celta, le juega de tú a tú a los grandes de la categoría. Rayo y Xerez ya saben lo que es perder en el Heliodoro y el Tenerife sube como la espuma, aunque evidentemente la inercia sólo le dará para alcanzar la permanencia sin muchos agobios y si la dinámica sigue en la misma línea. Más arriba (play-off) es pura fabulación, un ejercicio de funambulismo del que gusta hacer gala a algún que otro cuentista deportivo.

Lo cierto es que el Tenerife, desde el arranque del partido, salió a por los tres puntos. El cuadro azulino, para qué negarlo, era un rival acorde al juego de los locales porque vino también a lo mismo, a por la victoria. Los primeros compases fueron para los canarios y Julio Álvarez gozó de una de las mejores oportunidades del encuentro. Sin embargo, una vez más, el abrelatas del CD Tenerife fue Pablo Sicilia quien, tras un corner botado por Álvarez acierta de pleno con la meta visitante (39′).

Con el 1-0 el choque llegó al descanso. La reanudación no pudo ser mejor para los intereses blanquiazules. Una entrada sobre Luna sirvió para que el colegiado de la contienda decretase la pena máxima, ejecutada limpiamente por Antonio Hidalgo. La alegría, 2-0, duró lo que transcurrió desde el saque de centro a los pocos segundos de que el Xerez acortó distancias por obra de Cordero.

El 2-1 puso de los nervios a los de casa, pero Tapia reordenó las líneas y aunque los jerezanos tuvieron alguna oportunidad, fue el Tenerife el que a la contra pudo haber sentenciado. Suspense hasta el final de la contienda, pero el marcador no varió. Tres puntos y, al menos hasta las siete de la tarde del sábado, el cuadro tinerfeño dormirá fuera del descenso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído