Opinión / Pasajes

Prohibiciones ZP

Prohibiciones ZP
Rodríguez Zapatero. EP

¡Tin, ton! Muy buenas queridas y queridos, radioescuchas y “radioescuchos”, y bienvenidos a Radio Es, la radio que ves. (Don Federico Jiménez Losantos esto no es un plagio, porque ni siquiera es una radio. Vaya por Dios, otro pareado bobo. Ni tengo micrófono ni perrito que me ladre, don Federico, se entere).

Hoy, por cortesía de Gomas Cosme, el preservativo progre, de venta en charcuterías y reposterías finas, les ofrecemos en absoluta primicia la retransmisión del último Consejo de Ministros y Ministras del Desgobierno Zapatero. Tiene la palabra Zapatero, precisamente. Conectamos:

–Hola a todas y todos. La tierra no es de nadie, y solo pertenece al viento; negociado de tierras… No, perdonen, se me han trabucado los papeles. Hoy vamos a continuar con nuestros Consejos ministeriales prohibicionistas, para no perder la costumbre. Es muy entretenido prohibir, sí, pero vamos a ser justos y que la suerte decida la prohibición de hoy. Blanco, procede al sorteo, venga. (¡Raca, raca, raca, raca…., cling!).

–Ha salido premiado el número 3.1416 y medio, que ha caído en Huesca…, digo en la prohibición de circular a más de 110 kilómetros por hora, un kilómetro por hora menos en Canarias.

–Olvídate de lo del kilómetro menos en Canarias, que tenemos al Paulino Rivero de alfombra, digo de aliado. Bien, ¿y ahora cómo justificamos esta guanajada? Porque no vamos a decir simplemente la verdad a la ciudadanía, o sea que lo hacemos por jeringarlos. Venga, ¿qué se les ocurre…?

–Pues a una servidora se le ocurre que les digamos a los contribuyentes que lo hacemos porque los actuales 120 kilómetros hora actuales son machistas. Y retrógrados.

–¡Qué original que eres, Leire! Lo tuyo ya da de cara, mi niña. ¡Rubalcaba, no te consiento que le digas eso a la niña! Pero la verdad es que no has estado nada original, Leire. Venga, más ideas.

–Pues podemos decir que lo hacemos por ahorrar combustible, ¿qué les parece?

–No está mal, no está mal. ¿Y es eso cierto…?

–Y yo qué sé. Yo soy la ministra de Economía y Hacienda, y no tengo por qué saber de esas cosas.

–Tampoco sabes nada de economía ni de hacienda, prenda, y fíjate dónde estás.

–¡Huy lo que me ha dicho el Rubalcaba! Zapatero, repréndelo inmediatamente, o me veré obligada a denunciarlo por violencia machista.

–No te pases Rubal, no seas así. Mira que si te sigues portando mal, no te vuelvo a sacar de vicepresidente. Anda, pídele perdón a Elenita.

–¡No quiero! Ella me enseñó la lengua hace un rato.

–Pues nada, castigado de cara a la pared media hora, hala, por listo. Pues nada, les diremos lo del ahorro energético. Más cosas, venga.

–Pues a un servidor se le ocurre que, ya que estamos por lo del ahorro energético, que prohibamos también encender las luces por la noche. Y también que la gente se bañe con agua caliente, ya puestos.

–No es mala idea, no señor. Has estado bien ahí, Blanco. ¿Y no perderemos apoyo popular, Pepiño?

–¿Qué consio apoyo popular? ¿Tú no has visto cómo van las encuestas…? Si ya no nos apoyan ni los artistas de la Ceja, presidente. Ni siquiera los sindicatos, con todos los millones que les hemos dado.

–Sí que es verdad. Pues nada, se aprueba lo de la luz y lo del gas también. Alguna otra medida contra la ciudadanía, digo a favor del ahorro energético.

–Sí señor: propongo, tal y como van las encuestas, echar a todos los españoles de España. Hala, que se vayan todos a Europa. Aprovechamos que todavía mandamos, y los echamos, por desagradecidos.

–Bueno, vale; denle la pastillita contra el flato al Rubalcaba, porque si no nos da el día. Bien, y ya hemos prohibido bastante por hoy. Quiero anunciarles que el próximo domingo, sin falta, tengo previsto ir a Túnez. A llevarles la democracia. ¿Qué les parece…? Y además les llevaré a los tunecinos unas croquetas de bacalao que me ha preparado Sonsoles a los efectos. Se van a poner las botas los tunecinos. Porque es lo que me dijo Sonsoles: “Eso de llevarles solo la democracia está muy feo, porque ya tienen ellos Internet para enterarse de la cosa; llévales también una docenita de mis croquetas, que así quedaremos mejor”. Está en todo, la verdad es que Sonsoles está en todo.

– ¿Y por qué no la nombras sucesora tuya, y nos haces un favor a todos…?

¡¡Rubalcaba, no me saques de mis casillas!! Huy por favor, vaya sofoco. Mira ver cómo tengo el talante, Pepiño, digo la tensión arterial.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído