El senador socialista ve una conjura para tumbarle antes de concurrir a las urnas

Curbelo reconoce que hubo registros judiciales en el Cabildo

El presidente de la corporación gomera acusa a Soria (PP) de instigar las pesquisas

Curbelo reconoce que hubo registros judiciales en el Cabildo
Casimiro Curbelo.

La realidad es tozuda, por mucho que algunos se empeñen en retorcer las cosas a su capricho. Quienes negaban desde el Cabildo de La Gomera que hubiese investigaciones abiertas por supuestos delitos urbanísticos y de contrataciones irregulares, no tienen más remedio que ir plegando velas. Las declaraciones del socialista Casimiro Curbelo al periódico El Día son un reconocimiento de parte y, asimismo, un síntoma más del nerviosismo que existe en la corporación colombina donde, curiosamente, ponen como instigador principal de las pesquisas al líder del PP, José Manuel Soria. De chiste, pero de los malos.

Lo adelantado en primicia por Canarias 8, –Curbelo: Los oscuros tejemanejes del senador socialista– la presencia del agentes de la Guardia Civil el 21 de enero de 2011 en las dependencias del Cabildo de La Gomera para requerir cierta documentación y negado persistentemente desde la institución, incluso con amagos de demandas, es ahora confirmado por Curbelo en el rotativo tinerfeño, pero como parte de una conspiración judeo-masónica contra su persona, precisando que se trata de un ataque frontal contra su persona para no dejarle concurrir democráticamente a las elecciones.

Sostiene el presidente gomero que los agentes de la Policía Judicial solicitaron el 21 de enero informaciones de «diversa naturaleza, varias de ellas vinculadas directamente a proyectos financiados por el Estado, pero esto no es un tema nuevo. Se pidió por parte de este grupo policial información a la Administración local, y que se hizo a través del conducto reglamentario, esto es, la Secretaría General del Cabildo».

El mandatario socialista insiste en que «se le ha suministrado la documentación que se ha requerido y punto. Lo que sucede es que se están extralimitando las cosas en una campaña que no tiene precedentes».

Curbelo recordó en El Día que desde hace ocho años se vienen haciendo, permanentemente, denuncias en distintos formatos, y reconoció que «no es la primera vez» que se solicita documentación e información al Cabildo que preside. «Si hay una denuncia lo que procede es que se deje actuar y, consecuentemente, resolverá quien tenga que resolver», subrayó Curbelo, quien consideró «injusto» que se tergiverse la información.

El presidente insular aseguró que «esta es una campaña que inició el Partido Popular, y detrás de ella está el líder del PP regional, José Manuel Soria».

Para el responsable del Cabildo, siempre pendiente de las sutilezas, resulta curioso que se haya conocido la intervención de la Guardia Civil coincidiendo con la visita a la isla del secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, para inaugurar y recorrer obras financiadas con dinero estatal. A juicio de Curbelo, sus opositores «tratan de crear un maremágnum para tener la posibilidad de erosionar y desgastar».

«Las campañas van siempre dirigidas al presidente del Cabildo; están perfectamente orquestadas y diseñadas para desprestigiar, con insidias y todo lo que se quiera», criticó Curbelo, quien se considera el blanco de las críticas para «poder tumbarlo y ganar unas elecciones no democráticamente».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído