70.000 euros por reproducir una polca

La SGAE ‘sablea’ a los Enanos

Y otros 8.000 por la representación del minué

La ambición desmedida de la Sociedad General de Autores no tiene límites. La perfecta red detectivesca ha llegado hasta Santa Cruz de La Palma , cuyo Ayuntamiento tendrá que abonar 78.000 euros por la polca de Domingo Santos Abreu, que suena en la tradicional Danza de los Enanos, uno de los actos estrella de las Fiestas Lustrales, así como el minué de Luis Cobiella, otro de los momentos más esperados por los palmeros y quienes acuden cada cinco años a la capital de la isla Bonita.

No obstante, desde el ente presidido por Teddy Bautista se especifica que el dinero recaudado no va a las arcas de la SGAE, sino par el autor de la pieza o para los familiares y propietarios de los derechos de la partitura. La Sociedad General de Autores recuerda que una pequeña parte de esa cantidad para el propio ente a modo de gastos de gestión y administración, justificados como forma de agilizar mejor los trámites para que la cantidad económica llegue lo antes posible a quienes son los legítimos propietarios de las músicas interpretadas.

HISTORIA

Posiblemente, ni el creador de esta tradicional Danza de los Enanos, Miguel Salazar Pestana, ni siquiera el autor de la polca que se escucha desde 1925, Domingo Santos ni, por supuesto, Luis Cobiella, autor del Minué, imaginaron que algún día una sociedad estuviese pendiente de cuando se ejecutaban las piezas para poner la gorra recaudatoria.

El baila o la danza de los enanos, ideado por el comerciante palmero Miguel Salazar Pestana, desde hace más de un siglo, concretamente en 1833 se produce la transformación del francés fanfarrón, en un cabezudo. El desfile se inicia con 24 caballeros marchando airosos al tiempo que entonan diversas melodías que varían para cada ocasión. Tras el pasacalle desaparecen los señores de la vista del público durante unos escasos segundos para dar paso a los enanos juguetones con sus sombreros napoleónicos, que danzarán y danzarán sin descanso al ritmo de la polca antigua y pegadiza, convirtiéndose en el momento más esperado de las fiestas.

Por su parte, el Minué, es un número que recrea las danzas cortesanas del siglo XVIII. Fue creado por primera vez en la edición de las Fiestas de 1945, y contó con la aportación musical de Luis Cobiella Cuevas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído