Castilla-La Mancha es la comunidad menos transparente de España

Ponen en duda la legitimidad de unas oposiciones del gobierno de Barreda

El PSOE no da explicaciones sobre los escándalos sanitarios de la región

Ponen en duda la legitimidad de unas oposiciones del gobierno de Barreda
José Mª Barreda, Fernando Lamata y Emiliano García-Page

A medida que está avanzando el proceso que desembocará en la adjudicación de las 287 plazas existentes, el malestar se está haciendo más evidente entre muchos de los opositores afectados ante la falta de claridad del propio proceso

La sanidad de Castilla-La Mancha no deja de generar titulares. Los escándalos de Barreda y su equipo de gobierno han acabado, de nuevo, con la paciencia de muchos opositores e interinos.

La polémica suscitada a raíz de unas oposiciones sanitarias han puesto en tela de juicio la transparencia de los dirigentes socialistas de la Junta de Castilla-La Mancha.

Según El Digital, «a medida que está avanzando el proceso que desembocará en la adjudicación de las 287 plazas existentes, el malestar se está haciendo más evidente entre muchos de los opositores afectados ante la falta de claridad del propio proceso y la fuerte presión que algunos colectivos, como los interinos, están ejerciendo en estas oposiciones.»

Castilla-La Mancha ha sido calificada recientemente como la comunidad menos transparente de toda España.

Los opositores tienen la sensación de que puede producirse un trato de favor por parte de la Junta hacia el colectivo de interinos, de tal manera que salgan favorecidos en la adjudicación de las plazas. De hecho, un grupo de unos 50 interinos que no han pasado la nota de corte para aspirar ahora a la baremación han planteado un contencioso con el objetivo de presionar a su favor y condicionar el proceso.

Barreda y su consejero de sanidad, Fernando Lamata, están en el punto de mira de todos los profesionales del sector.

Los recortes de hospitales y centros de atención primaria de Castilla-La Mancha y las quejas por el misterioso cese fulminante de la supervisora de Formación de Enfermería del Complejo Hospitalario de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) han crispado a los sanitarios y han hecho peligrar la credibilidad del ejecutivo regional.

Los escándalos sanitarios explican la mala acogida que ha tenido Lamata como fichaje estrella de Barreda en la provincia de Guadalajara.

La nota de corte del concurso público de celadores ha sido superada «por un total de 456 opositores, entre interinos y libres, sobre un total inicial de unos 12.000 aspirantes a las citadas 287 plazas».

Estos opositores están muy pendientes del proceso y creen que alrededor de un centenar de esas plazas serán legítimamente asignadas a personal interino, aunque no entienden la presión de los que han quedado fuera para intentar restar todavía más posibilidades de ocupar plaza a los opositores libres.

Según el diario, «no se descarta la posibilidad de que en las próximas semanas este proceso siga dando que hablar. Se espera que en breve se proceda a la baremación y las plazas se adjudiquen después del verano». 

Los opositores no quieren pensar de momento que ese proceso de baremación vaya a realizarse de forma irregular, aunque aseguran que nadie está dispuesto a dejarse arrebatar una plaza que pudiera corresponderle legítimamente y después de un duro trabajo de oposición que hasta ahora han ido superando.

Autor

Antonio Ramos

Doctor en Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid (2017).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído