Gil y Pedrosa aparcan sus reivindicaciones laborales para hacer campaña a favor del PSOE

Los líderes sindicalistas de Castilla-La Mancha se ‘olvidan’ del paro y aplauden a Barreda

A cambio, el secretario general de CCOO se ha ganado un puesto de bloguero en la web socialista

Los líderes sindicalistas de Castilla-La Mancha se 'olvidan' del paro y aplauden a Barreda
José Mª Barreda y José Luis Gil

Es lógico pensar que Gil sea un acérrimo defensor de Barreda. Su condición de empleado del PSOE le obliga a respetar y defender a su jefe. El sindicalista es bloguero de la web del PSOE de Castilla-La Mancha

Una vez más, los líderes sindicalistas de Castilla-La Mancha han levantado polémicas por su defensa acérrima de la candidatura socialista encabezada por José María Barreda.

José Luis Gil (CCOO) y Carlos Pedrosa (UGT) han arrancado una campaña descarada a favor de Barreda, lo que ha desatado numerosas críticas.

Pedro A. López Gayarre asegura en el Digital que tanto Gil como Pedrosa «no se cortan. Son incapaces de guardar las formas. Han entrado en campaña en contra de Cospedal y a favor de Barreda y en su horizonte no hay ninguna otra prioridad. Ni convenios colectivos, ni paro, ni la situación dramática de millones de españoles les preocupa lo más mínimo. Todo su problema se reduce al PP, a Dolores de Cospedal y Mariano Rajoy.

Lo único bueno de su actitud es que no disimulan sus afectos y fobias. Al menos en eso no engañan a nadie.

Es lógico pensar que Gil sea un acérrimo defensor de Barreda. Su condición de empleado del PSOE le obliga a respetar y defender a su jefe. El sindicalista es bloguero de la web del PSOE de Castilla-La Mancha.

Claro que, cuando la pareja guarda silencio ante los complementos retributivos de carácter vitalicio, que consolidan los funcionarios tras su paso por el escalafón de altos cargos de la Junta, o decretan el carácter de servicio público de la Radio televisión de CLM también se retratan y explican de manera elocuente el carácter del sindicalismo que propugnan.

También cuando se hacen cómplices de la liquidación de la CCM asegurando que ni un puesto de trabajo corre peligro. Que se lo pregunten a los presuntos 456 prejubilados que por lo pronto tendrán que esperar a la cola de no sabe qué.

«Desde hace años se reclama para el tándem una Consejería de Relaciones Sindicales que les ponga en el sitio que merecen. Se la han ganado a pulso», asegura el autor.   

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Ramos

Doctor en Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid (2017).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído