El Tenerife 'comprará' una plaza

¿Permanencia burocrática?

El club considera que habrá equipos salvados que bajarán a Segunda B por las deudas

¿Permanencia burocrática?
Miguel Concepción Cáceres, presidente del CD Tenerife.

El CD Tenerife tiene un plan B para quedarse en Segunda División. Ya que por deméritos deportivos el plantel presidido por Miguel Concepción se va al pozo de la categoría de bronce, el empresario palmero, según cuenta el periódico El Día, ya está moviendo sus hilos para comprar en los despachos la plaza que va a perder con casi toda probabilidad en el terreno de juego. La idea es aprovecharse de los males ajenos para poder subsistir en el segundo peldaño del balompié patrio.

La idea no es nueva y en el fútbol español se han dado muchos casos, especialmente en la Segunda División. ¿Quién no recuerda, por ejemplo, como el Recreativo de Huelva, descendido en la campaña 1999-2000, acabó conservando la categoría por el descenso administrativo del Mérida? ¿O el Levante, que en la campaña 2001-2002 acabó con las maletas preparadas para jugar en Segunda B y logró quedarse en la categoría de plata por la imposibilidad del Real Burgos de convertirse en Sociedad Anónima Deportiva?

Es más, el Tenerife, bajo la batuta de Miguel Concepción, ya aprovechó una circunstancia similar para que su filial, que disputó las eliminatorias de ascenso a Segunda B en la temporada 2008-2009, pero sin premio final, adquiriese una de las plazas en ese tercer nivel ante las deudas de uno de los tantos equipos que no pueden hacer frente a su maltrecha economía en esa categoría.

Ahora lo que se sustancia es la pervivencia del primer equipo y a nadie se le oculta que bajar a Segunda B es la ruina definitiva y hasta la posibilidad de la desaparición. Lo cierto es que lo que el presidente ahorró o tacañeó en Primera División, lo tendrá que invertir con intereses acrecentados para vender como un éxito que el club se mantuvo, aunque fuera burocráticamente, en Segunda A.

EL PROCESO

¿Qué tendría que ocurrir para que se produjera este desenlace? El reglamento general de la Liga de Fútbol Profesional, en su apartado dedicado a las competiciones, expone las claves de los ascensos y descensos extradeportivos.

En primer lugar, la LFP aclara que serán excluidos de la categoría los clubes que no tengan satisfechas «al 31 de julio las cantidades que se adeuden a sus jugadores profesionales». A partir de ahí, se ofrecerán las plazas vacantes a los equipos «descendidos por causas exclusivamente deportivas, siempre que se subroguen en la deuda del club descendido por impago».

El procedimiento a seguir está dividido en varios pasos. El reglamento indica que «una vez reconocida y cuantificada la cantidad adeudada a los jugadores por acuerdo firme de la Comisión Mixta, constituida paritariamente por la Asociación de Futbolistas Españoles y la Liga Nacional de Fútbol Profesional, se notificará simultáneamente a los equipos que opten a ocupar la plaza». En este aspecto, advierte de que «la deuda reconocida y cuantificada nunca podrá exceder de la cantidad que debiera asumir el Fondo de Garantía Salarial establecido en el correspondiente Convenio Colectivo».

Asimismo, los clubes que deseen ocupar el sitio dejado por otro que baje a causa de las deudas, deberán presentar un escrito manifestando su interés «dentro de los cinco días hábiles siguientes a la notificación». La citada carta debe estar acompañada de un cheque bancario por el importe de la cantidad adeudada a los jugadores.

¿Qué solución se adopta si hay más de un equipo que pretenda ocupar la vacante? Según la normativa de la LFP, «tendrá preferencia el club que mejor clasificación deportiva final haya obtenido en la temporada en la que se produzca el descenso, advirtiéndose de tal circunstancia a las Sociedades Anónimas Deportivas que no hubieran obtenido la vacante, devolviéndoseles los cheques bancarios».

Si no surgiera ninguna petición procedente de entidades de la misma categoría del equipo que desciende por deudas, la plaza será ofrecida a los clubes de la división «inmediatamente inferior que no hubiesen ocupado puestos de ascenso, por riguroso orden de clasificación deportiva, y siempre que se subroguen en la deuda del club».

La Liga recoge el supuesto de que la plaza quede desierta. En ese caso, la Comisión Delegada de la LFP «podrá determinar la ocupación de la misma atendiendo a criterios deportivos y mediante resolución fundada, -requiriéndose, en el supuesto de afectar a clubes de Segunda B o Tercera la aceptación de la RFEF-, o reducir el número de equipos participantes en la División de que se trate».

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído