Cospedal recalca que los empleados públicos de Castilla-La Mancha no deben temer por su puesto si gana el PP

La presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que los funcionarios de carrera de la región, así como los interinos y el personal laboral de la Junta, no tienen que temer por su puesto de trabajo si el PP gana las próximas elecciones autonómicas el 22 de mayo.

Por el contrario, ha dicho Cospedal, «los empleados públicos saben que ha habido y hay problemas para pagarles la nómina y con el PP cobrarán su nómina y no sufrirán ningún tipo de incertidumbre», como han pasado este año con un gobierno del PSOE, porque no sabían «si iban a cobrar o no la nómina».

Cospedal ha recordado que sus propuestas pasan por suprimir el 50 por ciento de los puestos de libre designación y la mayoría de los organismos oficiales y entes públicos, así como los cargos que son puestos a dedo. «Y eso no son funcionarios, ni interinos ni personal laboral del la Junta», ha remarcado.

La presidenta de los ‘populares’ de la región ha acusado al PSOE de estar generando confusión entre los funcionarios y de desarrollar una «campaña mintiendo» al decir que si el PP llega a la Junta, va a hacer cosas que no son verdad.

SITUACION ECONOMICA

Si gana las elecciones, Cospedal espera encontrarse una situación financiera en la Junta «muy mala», como ha apuntado la propia ministra de Economía, Elena Salgado, que ha dicho que Castilla-La Mancha es «la comunidad autónoma con mayor déficit de toda España, con un 6,4%», y la tercera autonomía con mayor endeudamiento.

La situación es tan mala, ha asegurado Cospedal, que si después del 22 de mayo el Gobierno y las políticas «siguen siendo las mismas», estarán «en riesgo la sanidad pública y la educación pública».

AGUA

Por otro lado, preguntada por su postura en relación al tema del agua, la también secretaria general de los ‘populares’ ha insistido en que con un Plan Hidrológico Nacional «actualizado», Castilla-La Mancha «verá resueltos sus problemas de agua».

Ha recordado que el Plan Hidrológico Nacional fue aprobado en su día por el Gobierno regional y que el presidente José María Barreda y del expresidente José Bono, «aseguraban que era el mejor plan para Castilla-La Mancha y que con él se solucionaba el problema del agua en la región para siempre».

«Lo que está claro es que el PSOE lleva 30 años gobernando en Castilla-La Mancha y hoy seguimos teniendo problemas de agua en la región. No se sabe que ha hecho el PSOE en Castilla-La Mancha para solucionar el problema del agua», ha recalcado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído