PP denuncia ante Consejo de Cuentas y Tribunal de Cuentas la presunta «irregularidad contable» de facturas en Santiago

El PP de Santiago ha explicado este lunes que presentó dos denuncias el pasado 12 de abril ante el Consejo de Cuentas y el Tribunal de Cuentas, respectivamente, contra el regidor compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, por la presunta «gestión irregular contable» de facturas por importe «de 3,73 millones de euros».

Entre ellas, según ha explicado la edil Paula Prado, se encuentra la relativa a un acto electoral del 25 de abril de 2007, de una comida del PSOE con la comunidad educativa «por un importe de 3.446 euros» que «figura» en la contabilidad municipal y sobre la que el PSOE dijo que era «una confusión y que había sido abonada por el Grupo Municipal Socialista».

Sobre esta factura, ha continuado, el Grupo Popular, presentó una pregunta que fue contestada el 3 de marzo de 2011 y en la que se constata que el informe de la Intervención Municipal dice «que sigue existiendo, que no se anuló ni se pagó». «Estamos ante hechos muy graves y esperemos que no se les pasé por la cabeza la utilización de fondos públicos en beneficio del partido», ha advertido Prado.

Según ha avisado la edil, el PP ha detectado unas «presuntas irregularidades económicas» en la gestión de facturas entre las que se encuentran algunas «incluso de la época» en la que el ahora diputado socialista Xaquín Fernández Leiceaga era concejal de Hacienda, como la correspondiente al vertedero de Piñor «por importe superior a un millón de euros».

«Tiene que haber alguien que responda por estas presuntas irregularidades», ha reflexionado, antes de acusar a Bugallo de haber convertido el Ayuntamiento «en la república independiente de su casa» porque «manda y ordena». «Y si la interventora pone obstáculos y dificulta el ritmo de la acción política, pues la cesamos y ponemos a otra a ver si deja actuar con más libertad», ha añadido, antes de aclarar que la nueva también es una funcionaria «responsable» que no puede «mirar hacia otro lado» ante el incumplimiento de la ley y así lo hace «constar en los informes».

Por otra parte, el PP compostelano ha insistido este lunes en la necesidad de abrir una investigación sobre los residuos de las obras que se están llevando a cabo en Santiago por considerar que se están depositando «sin control» en diferentes lugares del municipio, como la parroquia de San Xoán de Fecha y en la calle del Tambre.

«DESVIAR LA ATENCION»

Por su parte, el Gobierno municipal ha acusado al PP de promover «un montaje publicitario» y ha censurado la «cobardía» de su portavoz, Gerardo Conde Roa, al que ha acusado de intentar «desviar la atención» sobre el «impago de su constructora en Lalín». «En lugar de dar la cara como portavoz del PP en este ayuntamiento, prefiere enviar mensajeros», ha advertido.

En un comunicado, el Gobierno local ha insistido en que el PP ha montado «una denuncia sin contenido» en base «a reproducciones parciales y descontextualizadas» de informes de la Intervención del Ayuntamiento. «Lo hacen en este momento porque, por razones de plazos, es imposible que el Tribunal de Cuentas resuelva antes de las elecciones», ha constatado.

Por último, ha aclarado que «todas» las administraciones públicas incorporan «en los años siguientes» gastos procedentes de ejercicios anteriores. El elevado importe de este año, señala el Gobierno municipal, responde «básicamente» a una única factura de la empresa Urbaser como consecuencia de la liquidación del servicio del vertedero de Piñor.

Según ha indicado, una vez revisada la factura –de 2,2 millones de euros– fue «reducida» a menos de la mitad –900.000 euros–, lo que «prueba que fue razonable y estaba justificada» su retención «a efectos de su esclarecimiento».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído