Opinión / Pasajes

Obras electoralistas

Obras electoralistas
Obras en la Avenida Pio XII de Talavera. E.M.

Un buen amigo me decía el otro día que en su barrio, estaban como loquitos los políticos al mando, haciendo obras con motivo de las próximas elecciones para volver a engañarnos. Boberías en su mayor parte las obras: que si el arreglito de unas baldosas en unas aceras, que si un ligero parcheo a unos cuantos baches, que si cambiar dos señales de tráfico que es barato y entretenido… Mariconadas, vaya.

–¡No diga mariconadas, caramba, que usted ya sabe cómo se ponen los gays!
–Bueno, pues vale: Donde puse mariconadas, quise poner gayadas. ¿Le parece bien así…?
–No sé qué decirle.
–Pues mejor. Ahora vaya a preparar unas natillas, ande, y así se entretiene y no da la lata.

Y la verdad, pese a todo, es que me desconsolé del barrio de mi amigo, porque en el de un servidor no habían hecho nada de nada… Hasta hace siete días. Sí. Hace siete días vino un camión cargado con picón, y unos operarios echaron un poquito de picón en unos cuantos alcorques. Concretamente en cinco alcorques. El resto se quedó sin picón, porque no dio para más el picón que trajeron. Muy bien pensada y planificada la obra. Una barbaridad.

Además los alcorques estos tienen un sistema de riego por goteo, y varios de ellos estaban funcionando desde hace casi un año por el sistema del chingo apoteósico. Ah, perdón, que chingo es canarismo. Pues nada, se los aclaro: “Chingo: chorrillo vivo de cualquier líquido”. De forma que “chingar” es: “salpicar o hacer salir un chorrillo de un líquido cualquiera con presión y de forma repentina”.

Aunque si está lloviendo y está usted esperando a cruzar la calle junto al bordillo de la acera, y pasa un coche a bastante velocidad por no decir a toda leche, usted podrá decir con toda propiedad desde un punto de vista canario: “¡Ya me chingo el cabrón ese! ¡Fuerte hijo de la gran…!”. Y más cosas podrá usted decir, claro. Dependiendo de la categoría de la putada, digo de la chingada. Por cierto que chingar lo recoge nuestro diccionario como: “Malsonante, practicar el coito”. Qué finos los académicos… ¿Por qué no dicen follar, caramba? ¿Qué les cuesta…?

Bien, pues arreglaron dos riegos por goteo de estos que chingaban apoteósicamente. Los demás los dejaron igual. Dentro de cuatro años, o sea para las próximas elecciones, arreglarán otros dos. Pero la obra cumbre preelectoral de mi barrio, ha consistido en rodar medio metro una tapa de alcantarilla. Como lo oyen. Hace unos seis meses, a media tarde de un día cualquiera, vino un señor con una pata de cabra en una mano y un bote de pintura en spray en la otra. El señor se recorrió la calle levantando tapas de alcantarilla, miraba dentro, las cerraba, y en algunas pintaba unas cosas raras: flechas, redondeles, cuadrados… Y un servidor se dijo: “¡Consio, y los manicomios vacíos!”.

Pero al final resultó que el señor no estaba loco, sino que debía ser el municipal inspector de alcantarillas. Porque precisamente fue en una de las muchas flechas que pintó, y que casi ya ni se veía por el tiempo transcurrido, donde se presentaron hace seis días dos camiones y un coche municipales. Se bajaron tropecientos obreros con cascos y chalecos reflectantes, y se reunieron alrededor de un señor muy emperchado que les dio un mitin rapidito, para a continuación mandarse a mudar en el coche… El señor emperchado, los otros no.

El mitin que les dio el señor emperchado los debió dejar muy cansados, porque a continuación se fueron todos a los bares de los alrededores a reponer fuerzas, y dejaron a un pringado a vigilar: “Tu vas después, Gregorito. Ahora te quedas aquí vigilando”. Y Gregorito se quedó mirando al cielo con cara de poeta surrealista flaquito, por no decir gilipollas.

Cuando estuvo de nuevo reunida toda la tropa, bajaron unas vallas y una perforadora, y se mandaron a mudar todos menos tres. Gregorito y dos más. Una de las vallas tenía un cartel bien gordo que decía: “ESTAMOS TRABAJANDO PARA MEJO AR LA RED. DISCULPEN LAS MOLESTIAS”. Y una mierda lo de trabajando para mejorar la red. ¿Ustedes no me digan que rodar una tapa de alcantarilla medio metro, es mejorar la red…? Y pegarse más de una semana para tal simonada, todavía hoy no han terminado, deja el concepto de trabajo bastante deteriorado. Vamos,
digo yo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído