Cospedal da por hecho que el PP conseguirá cinco diputados en Guadalajara y siete en Toledo

 

 

 

 

 

La candidata del PP a la Presidencia de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en el día que las encuestas publicadas por varios medios de comunicación le dan como ganadora en la región, ha dado por hecho que su partido conseguirá cinco diputados en la provincia de Guadalajara y siete en la provincia de Toledo.

 

 

 

 

Cospedal, en un momento en el que defendía que las personas con discapacidad deben disfrutar de los mismos derechos y garantías de los que disfrutan los demás, se ha mostrado convencida de que el alcalde de Alovera, David Atienza, que ocupa el quinto puesto en la lista del PP por Guadalajara, va a ser diputado regional.

 

 

 

 

Con esta afirmación, Cospedal da por hecho que en la provincia de Guadalajara el PP consigue romper el desempate y se lleva el quinto escaño, que pertenece a Atienza que va en silla de ruedas. «David va en una silla de ruedas y va a ser diputado regional por Guadalajara y esto con toda normalidad», ha dicho.

 

 

 

 

También María Dolores de Cospedal está convencida de que en la provincia de Toledo, el PP ganaría al PSOE por 7-5, quiniela que coincide con la del presidente provincial del partido en Toledo y diputado nacional, Arturo García-Tizón, y que la candidata ‘popular’ espera que «de verdad sea una realidad».

 

 

 

 

De otro lado, la candidata ha señalado que ella no tiene que «insultar a nadie ni comparar a nadie» porque entiende que los ciudadanos quieren oír lo que quieren que los políticos hagan por ellos. Es por ello que ha considerado que contestar con un insulto a la oposición es «faltar el respeto» a los 216.000 parados de la región.

 

 

 

 

PRESIDENTA DE TODOS

 

 

 

 

En un acto previo y bajo un sol abrasador en el Parque de Nuestra Señora de la Soledad de Fuensalida (Toledo) que ha obligado a los asistentes a usar sombreros de paja, ha afirmado que si gana las elecciones será la «presidenta de todos sin excepción» y no hará «distingos» por el color político de los ayuntamientos.

 

 

 

 

Además, se ha vuelto a comprometer a hacer una administración «austera» pero ha asegurado que respetará los servicios esenciales básicos como la educación, la sanidad y las prestaciones sociales, pero todo lo que «no sea indispensable» habrá que eliminarlo para ayudar a crear empleo porque «el empleo es lo primero».

 

 

 

 

Dicho esto, ha prometido «dar la cara» y decir que «no va a ser fácil» pero se ha mostrado convencida de que Castilla-La Mancha lo va a conseguir porque tiene la «mejor sociedad».

 

 

 

 

Ha sido en este acto donde Cospedal ha prometido guarderías a las mujeres trabajadoras y a las familias jóvenes, compromiso que, según ha señalado, los socialistas «nunca «cumplieron». Para terminar, ha pedido a los castellano-manchegos que el 22 de mayo apuesten por el «futuro» y por el «cambio».

 

 

 

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído