Farmacéuticos se concentran en Toledo para transmitir la «gravedad» del problema por el que atraviesan

Un centenar de farmacéuticos, principalmente de la provincia de Toledo, se han concentrado este domingo en la capital regional para dar a conocer a los ciudadanos los problemas por los que atraviesan debido a los impagos de la Junta de Castilla-La Mancha, y que la situación «se va deteriorando día a día y mes a mes».

Así lo han asegurado en declaraciones a los medios los titulares de dos farmacias de Toledo y provincia, Federico Aguado y Montserrat Muñoz, respectivamente, quienes ha detallado que los ciudadanos «no han recibido» información ante un problema que consideran «sumamente grave» porque las farmacias están «prácticamente sin subsistencias».

En este sentido, han apuntado que los impagos del Gobierno de María Dolores de Cospedal están repercutiendo en que la atención que venían prestado a los ciudadanos, «de máxima calidad», según han dicho, se pierda.

«Esa es la realidad y necesitamos una solución que nos de tranquilidad para poder seguir invirtiendo y seguir dando la calidad del servicio que venimos dando, que es lo único que queremos hacer», han argumentado.

SITUACION ACTUAL

Concretamente, sobre la situación actual de las farmacias, ha explicado que la Administración les ha pagado el 100 por cien de lo adeudado del mes de mayo en el mes de octubre, mientras que de junio se les ha ingresado –ahora en noviembre– el 25 por ciento.

Mientras, han apuntado estos dos titulares de Farmacia, los farmacéuticos continúan pagando a sus proveedores y a sus empleados a partir de créditos personales que vienen pidiendo desde el mes de agosto.

Precisamente, preguntados por el convenio firmado entre el Colegio de Farmacéuticos de Albacete, el de Toledo y Globalcaja por el que se adelantó 40 millones al sector, han señalado que no es suficiente ante una deuda que han afirmado que asciende a 360 millones de euros.

Se trata de «una solución financiera» a la que se ha llegado por el esfuerzo hecho por el Colegio de Farmacéuticos de Toledo, han dicho, aunque han lamentado que el banco «solamente» haya dado 40 millones. «Creíamos que iban a ser de 360, pero se han quedado en 40, el 10 por ciento de la deuda que tendremos a final de año», ha agregado.

OTRAS ACCIONES

Preguntados por si llevarán cabo otras acciones como las que proponen compañeros de otras comunidades autónomas y que pasan por no aceptar recetas, han descartado llevar a cabo esta opción destacando la «situación de indefensión» en la que se encuentra el sector.

En este sentido, han explicado que no pueden dejar de dispensar el medicamento mientras que haya alguien que lo autorice. «Si nos negáramos nos pudrían sancionar con multas de hasta 30.000 euros por receta no dispensada», han concluido.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído