Médicos punteros crean una plataforma empresarial para captar a pacientes en el extranjero

Una quincena de médicos y cirujanos punteros se han constituido en la plataforma empresarial Barcelona International Medical Academy (Bima) para promover la «excelencia» de servicios sanitarios públicos y privados entre facultativos y pacientes extranjeros.

En una entrevista concedida a Europa Press, lo ha explicado el director general del Hospital Clínic de Barcelona, el gastroenterólogo Josep Maria Piqué, que ha señalado que la iniciativa nació hace un año fruto del liderazgo de profesionales, y sin el auspicio de ninguna clínica u bien hospital.

El jefe del Servicio de Cirugía Gastrointestinal del Clínic, Antonio María de Lacy, –pionero en la introducción de técnicas quirúrgicas en España– es el presidente del Bima, del que ya forman parte el cardiólogo Josep Brugada, el oncólogo Josep Tabernero, el oftalmólogo Borja E.Corcóstegui, el cirujano torácico Laureano Molins y el cirujano plástico Jorge Planas.

Además de Piqué, también integran el centro el traumatólogo Ramon Cugat, el epidemiólogo Josep Maria Gatell, el nefrólogo Josep Maria Campistol, el radiólogo Lluís Donoso, el hepatólogo Joan Rodés, el epidemiólogo Pedro Alonso, el hepatólogo Rafael Esteban y el neumólogo Àlvar Agustí.

Para integrarse a la entidad, los especialistas deben ser invitados a formar parte previamente y acreditar con el currículum y dos cartas de recomendación internacionales una dilatada experiencia y prestigio internacional excelente, ha explicado Piqué.

VISITA A MOSCU

En su primer cometido, una delegación de Bima visitó la capital rusa el año pasado para dar a conocer la medicina que se practica en Barcelona, y ofrecer los servicios especializados a médicos rusos que se interesen por conocer alguna técnica quirúrgica empleadas en el territorio catalán.

La medicina que se aplica en Barcelona, y sus centros de investigación, cuentan con reconocimiento en los principales sectores de la biomedicina europea, pero, a juicio de los integrantes de BIMA, es aún poco conocida en Moscú.

Piqué ha explicado que la voluntad de la plataforma es situar a la capital catalana en el mapa sanitario mundial, cuyo escenario está cambiando por nuevos modelos hasta ahora insospechados, teniendo en cuenta que actualmente ciudades como Shanghai, Singapur (China) y Nueva Delhi (India) compiten a costes menores con la oferta sanitaria internacional.

SHANGHAI, SINGAPUR Y NUEVA DELHI

Como explica el directivo, aseguradoras americanas ya envían a enfermos a las citadas ciudades para operar, con la mitad de coste y con los mismos resultados, algunos procedimientos como la colocación de un ‘stent’ cardíaco para un paciente con insuficiencia cardíaca en situación estable.

«Se trata de procesos que requieren una tecnología alta y cara» con un perfil de enfermo estable no urgente, al que se le puede trasladar en avión a otro país y en manos de médicos acreditados es operado.

En este escenario, Bima también trabajará para atraer a pacientes internacionales de otras partes del mundo, compitiendo con expertos, tecnología y prácticas acreditadas a nivel internacional.

De hecho, ya existe un flujo de enfermos espontáneos, pero hasta ahora se iban a la Clínica Mayo de Estados Unidos, y ahora este hábito está cambiando, comenta Piqué, que dibuja el hospital del futuro como un centro para grandes intervenciones y para un abordaje muy especializado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído