El portavoz de la Generalidad se lleva un rapapolvo del portavoz de Ciudadanos

Cañas (C’s) a Homs (CiU): «¡Esta es una voz catalana que habla en castellano porque le da la gana»

Le recuerda a CiU: "Son ustedes insaciables, yo hablo la lengua propia que habla casi el 60% de sus conciudadanos, ¿lo escuchan?"

La comisión de control de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) del Parlament, en la que se dio a conocer el recorte que CiU llevará a cabo en TV3 —Mas recorta en TV3 pero no tanto— y que el Gobierno autonómico señalase a Intereconomía como una emisora a erradicar de Cataluña —La Generalitat arremete contra Intereconomía en Cataluña–, sirvió también para comprobar cómo se las gastan los nacionalistas: ni responden preguntas ni dejan criticarles.

Jordi Cañas se convirtió en protagonista involuntario, este viernes, 25 de noviembre de 2011, durante la comparecencia de Francesc Homs (CiU), portavoz de la Generalidad. Tras la primera intervención de Homs, Cañas criticó el discurso del portavoz autonómico y le reprochó que no concretase, por ejemplo, el nombre de los canales de la televisión pública que van a cerrar y el porcentaje de los salarios de los trabajadores de la televisión que se verán afectados.

«LE FALTABA LA PATITA DE LA TELEVISIÓN»

Además, Cañas preguntó si las decisiones del Gobierno autonómico beneficiarán a un medio de comunicación privado en concreto, en clara referencia al Grupo Godó, que solo hace unos días ha sido beneficiado con dos millones de euros de dinero público —CiU regala dos millones de euros al Grupo Godó–: «A uno que le faltaba la patita de la televisión».

El diputado autonómico de Ciudadanos hizo dos preguntas concretas a Homs: «¿Ha hablado su gobierno con algún grupo de comunicación privado sobre el futuro de los canales a suprimir? ¿Están ustedes trabajando en un proceso de concentración de medios afines privados a su gobierno? El resultado lo veremos en breve».

Durante su intervención, Cañas defendió que los medios de comunicación públicos debe estar «al servicio de todos los ciudadanos» y no han de ser utilizado como medios de «construcción nacional», argumento que defendió el portavoz de la Generalidad.

En este sentido, Cañas siguió y le reprochó a Homs que, pese a no ser una comparecencia sobre política lingüística:

«Son ustedes insaciables, yo hablo la lengua propia que habla casi el 60% de sus conciudadanos, ¿lo escuchan?, creo que es bastante elocuente. […] Esta es una voz catalana que habla en castellano porque le da la gana y defiende un modelo de televisión pública que no es el que ustedes defienden. ¡Esto no es su cortijo! ¡Esto no es es su mas! ¡Esto no es suyo! ¡Esto es del conjunto de ciudadanos de Cataluña!».

Fue entonces, según informa La Voz de Barcelona, cuando Santi Vila (CiU), presidente de la comisión, interrumpió a Cañas llamándole al orden y pidiéndole que no utilice la «vehemencia» durante su intervención. El diputado autonómico respondió al presidente de la comisión que esperaba que cuando alguien, en la comisión, hiciera alusiones al supuesto expolio fiscal -citado literalmente por la portavoz de CiU, Marta Alós, momentos antes- «también le advierta».

-VER EL VÍDEO-

Cañas no se calló: «También deberían estar reprobados los argumentos tóxicos desde su presidencia, porque si a alguno le molesta el expolio fiscal a mí me molesta el expolio del 3% que vivió esta Comunidad durante 23 años. […] Mensajes que deberían estar expulsados del debate».

HOMS RESPONDE A TODOS LOS GRUPOS MENOS A C’S

En el turno de respuestas, Homs respondió a todos los diputados autonómicos menos a Cañas : «Mire, con toda la cordialidad, usted tiene todo el derecho del mundo a utilizar el derecho a la palabra de la manera que convenga como yo tengo de no contestarle».

Alusión que, obviamente, fue respondida por el diputado autonómico de Ciudadanos:

«Usted está en la obligación de dar respuestas a las preguntas que este diputado [autonómico] le formula. Esta es su obligación, y, si no, no comparezca en esta comisión. No es opinativo y no es voluntario que un compareciente en esta comisión no dé respuesta a las preguntas formuladas por un miembro de esta comisión. Esto no es el Gobierno. Esto es una comisión parlamentaria a la que usted está en la obligación de responder. Si no lo hace es porque confunde la institución con un patrimonio personal, personal político, de su partido y de su gobierno. Esto es una institución democrática a la que usted tiene que dar respuesta. Y le he formulado dos preguntas muy claras y muy concisas, si usted tiene a bien contestarlas, como parce que no, es su problema. Lo único que demuestra es que falta al respeto a este representante político, a 110.000 catalanes y a la comisión que le acoge».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído