Más de un centenar de personas despiden 2011 con un baño en el río Bullaque

Más de un centenar de personas despiden 2011 con un baño en el río Bullaque

En la foto, un grupo de bañistas, momentos antes de lanzarse al agua. EFE

EFE/Archivo

Más de un centenar de vecinos del municipio de El Robledo (Ciudad Real), situado junto al Parque Nacional de Cabañeros, han desafiando las bajas temperaturas y han despedido 2011 dándose un baño en las gélidas aguas del río Bullaque, manteniendo así una tradición que iniciaron en 1995.

La iniciativa de bañarse el último día del año la mantienen desde que en un grupo de amigos prometiera bañarse el primer invierno que el agua volviera al cauce del río, que se había quedado seco tras el largo período de sequía de la década de los años 90, un hecho que se produjo en el invierno de 1995, y tras lo cual cumplieron su promesa.

Los atrevidos habitantes de este municipio y sus vecinos de la comarca del Valle del Bullaque, que se unieron al baño, han convertido el día de San Silvestre en un día festivo, en el que celebran que este río se mantiene como un ecosistema vivo, entorno al cual desarrollan gran parte de su economía los municipios ribereños.

El río Bullaque, que nace en los límites del Parque Nacional de Cabañeros y discurre a lo largo de más de 102 kilómetros hasta su desembocadura con el río Guadiana, es uno de los mejor conservados de Castilla-La Mancha y alberga grandes valores ambientales que han permitido a la población conservar los usos tradicionales y desarrollar el turismo entorno a este paraje natural, actualmente, protegido por la Unión Europea.

Ni la baja temperatura del agua que registraba los 7 grados, ni la temperatura ambiental que no superaban los 4 grados, han disuadido a los bañistas, que coincidiendo con el mediodía, se han zambullido en el agua ante la atónica mirada de numerosos curiosos.

Cerca de un millar de personas contemplaban desde las riberas del río a los osados nadadores, que decidían decir así adiós al año 2011.

Entre los bañistas se podían ver mujeres y hombres de diferentes edades, alguno de los cuales, han acudido a la cita vestidos con disfraces y navegando en balsas construidas por ellos mismos.

No ha faltado a la cita Martina Alonso, una mujer de 67 años que desde hace diecisiete sigue bañándose cada año el día de Nochevieja en el río Bullaque.

Entre los bañistas hubo presencia de muchos chicos jóvenes y algún que otro bañista que desde que comenzó la iniciativa sigue siendo fiel a esta cita, como es el caso del que fuera alcalde de El Robledo, Benito Garrido.

Al baño también han acudido personas de otros lugares de fuera de El Robledo, un grupo de jóvenes pertenecientes al club de natación de Los Yébenes (Toledo) o un polaco afincado en Ciudad Real, Bartek Pawlowski, que también se ha unido a la fiesta.

Tras el baño, una caldo caliente para recuperar las calorías perdidas, una comida y un baile popular, han completado una jornada con la que los vecinos de El Robledo despiden el año.

La alcaldesa de El Robledo, Alicia Ruiseco Azaña, ha indicado que el baño de este año tiene como fin poner de manifiesto la importancia que el río Bullaque «bien conservado tiene para la economía de los municipios de la comarca».

Ruiseco ha asegurado, en declaraciones a Efe, que este río es una fuente de riqueza muy importante tanto para la agricultura como para el turismo y la propia vida de sus gentes, por lo que, ha defendido que son los propios vecinos del municipio los primeros que quieren «decir y hacer ver que se quiere conservar el río vivo y sin ningún tipo de alteración ambiental que lo ponga en peligro».

En este sentido, ha recordado que las administraciones públicas, como la Junta de Comunidades y la propia Confederación Hidrográfica del Guadiana, «deben mantener un compromiso firme en defensa del río».

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído