La nueva delegada del Gobierno en Navarra ofrece su colaboración a las instituciones de la comunidad foral

Carmen Alba espera el «desmantelamiento completo» de ETA

El ministro Ruiz Gallardón y la presidenta Barcina asisten al acto de toma de posesión de Alba en Pamplona

Carmen Alba espera el "desmantelamiento completo" de ETA
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha presidido en Pamplona la toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba. EFE

Carmen Alba, nueva delegada del Gobierno en Navarra, ha afirmado que espera que su mandato sea el del «desmantelamiento completo de la estructura terrorista» de ETA y «el de la entrega a la justicia de los autores de los delitos que deban ser juzgados».

Así lo ha afirmado Alba, que fue concejala del Ayuntamiento de Pamplona por UPN cuando sustituyó a Tomás Caballero, asesinado por ETA, en el acto de toma de posesión de su nueva responsabilidad en la sede de la Delegación del Gobierno en Navarra, un acto que ha contado con la presencia del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

Han asistido igualmente numerosos representantes de las instituciones navarras, entre ellos la presidenta del Ejecutivo foral, Yolanda Barcina, y el vicepresidente primero, Roberto Jiménez, así como la anterior delegada, Elma Saiz, o el alcalde de Pamplona, Enrique Maya. Alba, miembro del Comité Ejecutivo del Partido Popular de Navarra, ha estado acompañada también por su familia. Su padre, teniente coronel, resultó herido en un atentado de la banda terrorista.

En su intervención, la nueva delegada ha dicho que es de las que piensa que «podemos estar ante el final completo de la actividad criminal de ETA», pero también ha señalado que «sigue existiendo ETA, y también siguen presentes, en no pocas manifestaciones, sus propósitos totalitarios».

Ha manifestado que «si la sociedad española está en disposición de asistir al final de la violencia terrorista lo es porque nos hemos nos dotado de dos fortalezas esenciales: una, la fortaleza de las leyes del Estado de Derecho aplicada sin relativismos ni atajos; y la segunda, la fortaleza moral que nos da sabernos los representantes de los valores de la libertad, la convivencia y la justicia».

Alba ha afirmado que es el «momento de reafirmar que todo lo que ocurra en adelante hasta conseguir el desmantelamiento de ETA deberá basarse en esas dos fortalezas, la aplicación de la ley y la reafirmación moral del valor de la sociedad democrática». Y ha señalado, además, que no tolerará la «banalización» de las víctimas, «ni su equiparación a sus verdugos».

SALIR DE LA CRISIS

En su discurso, la nueva delegada del Gobierno ha mostrado su «firme compromiso» con la sociedad «en la que todos podemos confiar, que sabrá salir de esta situación tan compleja». «Todo mi trabajo tendrá como objeto contribuir con sensatez, humildad y actitud de servicio a los urgentes e importantes retos que Navarra y España tienen por delante», ha agregado.

Alba, que ha dicho ser «consciente» del momento «tan dramático» que viven muchas personas por la crisis, ha ofrecido su colaboración a las instituciones navarras y ha incidido en que «estamos todos obligados a establecer respuestas conjuntas a problemas que son comunes» y «por tanto a mantener una actitud constante de diálogo y acuerdo orientado a solventar los problemas reales de todos los ciudadanos».

Por su parte, el ministro de Justicia ha señalado que «todos tenemos que adecuarnos a estas circunstancias que son verdaderamente excepcionales» y que, por tanto, «no hay que profundizar en diferencias», sino «reivindicar lo que nos une». «En Navarra encontraremos una respuesta positiva», ha expuesto, para agregar «que el Gobierno de la nación y el foral trabajan a favor de un proyecto coincidente basado en la plena confianza en la sociedad».

En su discurso, el ministro ha destacado la «seña de identidad» del Gobierno central, «el diálogo», «no como un gesto sino como una auténtica herramienta de trabajo». «Diálogo como instrumento para salvar las diferencias y encontrar puntos de encuentro», ha señalado, y ha augurado que «hay un futuro mejor».

Ruiz Gallardón, que ha dicho que en España hay 16 comunidades autónomas y una Comunidad foral, ha valorado la figura de Carmen Alba y ha señalado que en su trayectoria vital está «la huella del terrorismo». «El Gobierno de España renueva su apoyo y compromiso con las víctimas del terrorismo», ha sentenciado.

También ha ofrecido unas palabras en el acto la delegada saliente, Elma Sáiz, quien ha mostrado su «satisfacción» por la «derrota total de ETA, gracias a la labor del Estado de Derecho, de toda la ciudadanía», que «nos sitúa ante nuevos tiempos llenos de esperanza». Y ha señalado, además, su «pesar» por la situación económica del país, «con una cifra brutal de desempleados, a pesar de la ingente labor del Gobierno».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído