Imputadas 4 personas de la residencia de ancianos de Lanzarote

La Guardia Civil ha decidido imputar a cuatro personas relacionadas con la residencia de ancianos de Tías, en Lanzarote, por un delito contra la integridad moral.

Los hechos se remontan al pasado 9 de enero cuando apareció, en un programa de televisión nacional, unas grabaciones con cámara oculta en una residencia de ancianos ubicada en la citada localidad, imágenes en la que se denunciaban unos presuntos malos tratos sufrido por los ancianos que residían en el centro.

Ante estos hechos, la Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas inició una investigación para el esclarecimiento de los mismos, recopilando datos y documentos tanto del centro de ancianos como de las administraciones competentes para la explotación de una residencia de este tipo, lo que llevó a comprobar que la dirección del centro no aporta «autorización de puesta en funcionamiento ni los protocolos de actuación o proyectos por los que debe regir su funcionamiento».

Asimismo, el director del centro «únicamente» aporta un titulo de auxiliar de geriatría obtenido en Argentina y que «no ha sido homologado en España», según asegura la Benemérita en un comunicado.

Posteriormente, guardias civiles de Policía Judicial en Lanzarote inspeccionan el lugar y realizan entrevistan en el centro, donde residen casi 30 personas, comprobando además los libros de incidencias de los diferentes turnos de cuidados al personal residente durante el día y la noche, existiendo anotaciones donde se aplicaba medicamentos «sin cumplir con los requisitos de estricta» supervisión médica, así como que procedían «a atar a varios residentes con sujeciones que supuestamente no estaban homologadas y presuntos tratos vejatorios».

Tras tomar declaración tanto familiares como al personal que actualmente realiza sus servicios, como dirección, médico, auxiliares, y personal que ha hecho practicas en dicho centro, se procede a la imputación el jueves, 12 de enero, de cuatro componentes del personal de la residencia por un supuesto delito contra la integridad moral.

De todos modos, la Guardia Civil matiza que «con anterioridad no se había presentado ninguna» denuncia por irregularidades o hechos tipificados como delitos cometidos en dicha residencia.

Actualmente la Guardia Civil continúa con las investigaciones, por lo que no descarta «más imputaciones» y se encuentra a la espera de incorporar al procedimiento los originales de las grabaciones realizadas mediante cámara oculta.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído