La policía autonómica amagó con una huelga de 'lengua catalana caída'

Los mossos le cantaron el «¡Que viva España!» a Artur Mas

Puig agradece a los mossos que le protesten con silbidos, en lugar de con la bandera de España

Si hay algo con lo que el nacionalismo catalán no juega es con la simbología y la propaganda. Eso lo saben, y muy bien, los sindicatos de la policía autonómica que, desde el pasado viernes 13 de enero de 2012, decidieron subir el listón en sus protestas y amenzar con una huelga de lengua catalana caída.

Aunque a las pocas horas retiraron la amenaza, los Mossos d’Esquadra no descartan desacatar la orden (no escrita) de usar el catalán por encima del español en sus comunicaciones internas y externas para protestar por las condiciones laborales en las que trabajan y contra los últimos recortes de la Generalidad.

«MAS, CABRÓN, RECÓRTATE LOS COJONES»

Sin embargo, lo que no se esperaban en CiU era que, no solo amenazaran con lo que más «duele» a los nacionalistas, en palabras de uno de los portavoces de los sindicatos, es decir la lengua, sino que le cantaran –a modo de protesta– el «¡Que viva España!» al presidente autonómico, Artur Mas (CiU).

Un grupo de agentes de la policía autonómica fuera de servicio recibió este sábado, 14 de enero de 2012, al presidente de la Generalidad a las puertas de un acto en una población gerundense con una bandera de España y al grito popular que se canta en fiestas y eventos deportivos del cantante catalán Manolo Escobar. Un pasodoble en toda regal.

Los policías protestaban —Los sindicatos de Mossos ven vergonzoso que recorten su sueldo–, junto a varios cientos de personas de diversos colectivos de funcionarios de la Generalidad, entre otros, personal del sector sanitario, contra los recortes que está aplicando CiU.

Los concentrados llevaban pancartas con lemas como «Mas, cabrón, recórtate los cojones» y corearon diversas consignas contra el presidente autonómico.

AGRADECE QUE NO SEAN SÍMBOLOS ESPAÑOLES

Por su parte, el máximo responsable de los Mossos, el polémico consejero de Interior, Felip Puig (CiU), agradeció este domingo, 15 de enero de 2012, a medio centenar de policías autonómicos que no le recibieran para protestar con una bandera de España sino con silbidos.

En una visita a una feria en una población barcelonesa, Puig fue recibido con silbidos y consignas de protesta. Entonces, el consejero se acercó a hablar con los funcionarios y les dijo que «entiende lo que está pasando» y les invitó a buscar vías de diálogo, y añadió que les agradecía que le hubieran recibido con silbidos en lugar de con símbolos españoles.

Los sindicatos se reunirán con responsables de la consejería el próximo viernes 20 de enero de 2012 para tratar las reivindicaciones del sector, una vez que los sindicatos hayan elaborado un documento marco y se hayan celebrado las pertinentes asambleas informativas durante esta semana.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído