Superviviente orensano del ‘Costa Concordia’ dice que si todo sucede mar adentro el crucero «se hundiría completamente»

Superviviente orensano del 'Costa Concordia' dice que si todo sucede mar adentro el crucero "se hundiría completamente"
El crucero Costa Concordia, naufragado. CS

El superviviente orensano Alejandro Mínguez del crucero ‘Costa Concordia’ que naufragó en aguas de Italia ha asegurado este lunes que si sucede mar adentro el barco «se hundiría» y los fallecidos en este caso «fueron pocos en comparación con el pasaje». Así, ha dicho que la «fortuna» de los supervivientes fue que el barco «estaba cerca de la costa» porque, de no ser así, «se hundiría completamente» con los más de 4.000 pasajeros y miembros de la tripulación en su interior.

Alejandro Mínguez y su pareja, Isabel Mociño, naturales de la localidad orensana de Celanova han manifestado que tres días después del suceso se van «haciendo a la idea». «Parece mentira que saliéramos sanos y salvos», han destacado sobre este naufragio.

Este superviviente ha relatado que todo ocurrió cuando estaban cenando y oyeron «un sonido fuerte». «Nunca piensas que el barco se va a hundir», ha dicho, aunque «empezaron a caer platos, botellas y la gente empezó a gritar». En ese instante y «al ver que la situación no mejora» ambos se trasladaron al camarote para «coger ropa de abrigo, la documentación y los chalecos salvavidas».

Mínguez ha manifestado que desde megafonía se manifestaba que todo obedecía a un «fallo eléctrico», pero «algo distinto pasaba porque el barco estaba escorado». Con todo, resaltó que «nunca piensas que se llegue a hundir el barco».

SALIDA

Para salir del barco, ambos lograron colocarse en una «pequeña barca sin motor tipo tienda de campaña o iglú» y allí durante una hora «se vivieron los momentos de mayor tensión», ha considerado, al estar inclinados en el bote y salir de allí con una escalera de cuerdas. En ese momento, resaltó que «se te pasa de todo por la cabeza».

Alejandro Mínguez ha indicado que el domingo por la tarde se desplazaron a Celanova para ver a su familia y amigos tras la «preocupación» de estos días y este lunes ya están en Vigo, donde reside la pareja, para presentar una reclamación por los daños causados y recuperar todas las pertenencias que se vieron obligados a abandonar en el naufragio.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Lo más leído