El MNAC impulsará su ampliación por los pabellones de la Fira

El nuevo presidente del patronato del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), Miquel Roca, y el nuevo director, Pepe Serra, han presentado sus líneas de actuación que, entre otras cosas, contemplan la ampliación del museo por los cercanos pabellones de la Fira de Montjuïc porque «necesita más espacio».

Para Roca, los pabellones 6 y 7 –los más cercanos al museo– tienen una «clara vocación museística» por lo que próximamente se iniciarán las gestiones para que a medio-largo plazo puedan utilizarse para exhibir parte del fondo del museo, en especial arte contemporáneo catalán.

Los nuevos responsables del museo recogen así este miércoles la propuesta electoral que CiU presentó para la alcaldía de Barcelona, aunque son conscientes de que el proyecto no será inmediato debido a los recortes presupuestarios –el MNAC pasó de disponer de 18,8 millones en 2011 a 16,7 en 2012–.

Aún así, Serra ha remarcado que no hay que refugiarse en la idea de falta de dinero, porque lo básico es construir un discurso y una lista de prioridades, mientras que Roca ha destacado que ahora que el museo está completado es el momento justo, antes hubiera sido «temerario» plantearlo.

La idea de la ampliación está en la línea con la concepción del museo que tiene Serra, para quien la polémica sobre los límites temporales que desde hace años se arrastra con el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba) es «un debate vacío».

«La cronología no nos condicionará. Es lo de menos», ha remarcado, mientras que Roca ha apostillado que a ningún museo nacional del mundo se le pregunta dónde empieza y dónde acaba.

Aún así, los esfuerzos no se centrarán tanto en completar la colección de arte contemporáneo como en reforzar lo que ya se tiene, como la colección de Románico, la más importante del mundo: «No tenemos que ser lo que no podemos ser», ha dicho Serra.

El nuevo director también pretende impulsar más líneas de investigación y conocimiento, explotar las colaboraciones al más alto nivel con los museos de todo el mundo y trabajar hacia la concepción de un patrimonio único y común de arte catalán, más allá de las administraciones propietarias de las obras.

Sobre las exposiciones temporales se ha mostrado «optimista» ante el futuro, aunque ha puntualizado que los resultados no se verán hasta 2013 o 2014, porque no tiene prisa y lo importante es presentar propuestas consistentes.

Serra se incorporó al MNAC el pasado 9 de enero y de las primeras reuniones que ha celebrado ha sido con el secretario general de Cultura, José María Lassalle, con quien mantuvo una conversación «muy agradable», y próximamente se reunirá con las otras dos administraciones del consorcio, la Consejería de Cultura de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

Serra es exdirector del Museo Picasso y accedió a la dirección del MNAC a través de un concurso internacional en sustitución de Maite Ocaña.

Su llegada obligó también a renovar la presidencia, que hasta entonces ostentaba Narcís Serra –su tío– y que ahora ejerce Roca, que antes fue el presidente de la Fundación Amics del MNAC.

Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído