"Siguen sin desactivar la situación de excepción a la que tienen sometida a Euskal Herria"

Alfombra roja para Bildu en Cataluña: da ruedas de prensa en el ‘Parlament’

Una delegación de la autodenominada izquierda abertzale se dio el gustazo, este miércoles 18 de enero de 2012, de dar una rueda de prensa en el Parlament para pedir el apoyo de los partidos políticos catalanes al ‘Acuerdo de Gernika’ —UPyD dice que el Acuerdo de Gernika es un intento de chantaje a la sociedad–, un apoyo que han recibido de ICV-EUiA, ERC, Solidaritat y la formación extraparlamentaria y minoritaria radical las CUP.

El portavoz de Alternatiba –formación integrada en Bildu–, Oskar Matute, aprovechó los micrófonos del Parlament para cargar contra los gobiernos de España y Francia por no haber atendido hasta ahora «ninguna de las exigencias» que plantea el acuerdo, aprobado bajo la tutela de la banda terrorista ETA.

«Siguen sin desactivar la situación de excepción a la que tienen sometida a Euskal Herria», reprochó a los dos gobiernos democráticos, el portavoz de la formación escindida de IU, que también exigió el fin de la ilegalidad de partidos políticos, el traslado inmediato de los presos de ETA a cárceles del País Vasco y la liberación de todos los presos que estén gravemente enfermos o hayan cumplido tres cuartas partes de la condena.

«FALTA DE DEMOCRACIA» EN EL ESTADO

Tras Matute, en una intervención íntegra en catalán, la secretaria de Política Internacional de Eusko Alkartasuna (EA) –formación que también forma parte de Bildu–, Lorena López de Lacalle, señaló que el ‘Acuerdo de Gernika’ es, desde su punto de vista, la hoja de ruta hacia la paz y agradeció la «solidaridad y generosidad» que el pueblo catalán ha demostrado siempre con el vasco, sin diferenciar entre asesinos y asesinados.

Además de los representantes de Bildu, también tomaron la palabra los portavoces de tres de las cuatro formaciones que apoyan claramente a la formación abertzale. Por parte de ERC —ERC pide al Gobierno que legalice a Sortu sin dejarse condicionar por el PP–, Pere Aragonés expresó «el apoyo, solidaridad y los mejores deseos» para que el acuerdo –que no cuenta con el visto bueno de ningún gobierno, ni del PSOE, ni del PP, ni de UPyD– sea exitoso y lleve al País Vaco la paz y el «derecho a decidir».

El diputado autonómico de Solidaritat Toni Strubell fue más allá y acusó al Estado de «falta de democracia» a la hora de enfrentarse a lo que definió como «el conflicto vasco», y consideró en positivo que los impulsores del ‘Acuerdo de Gernika’ hayan dado un ejemplo de unidad que, desde su punto de vista, debería ser imitado en Cataluña —SI pide el voto para Amaiur a los catalanes residentes en Euskadi–. Marc Sallas, portavoz de las CUP, expresó la solidaridad de su formación, extraparlamentaria y minoritaria en Cataluña, con el pueblo vasco porque es el que «más ha sufrido y luchado contra el Estado», y deseó que los próximos años en el País Vasco sean tan fructíferos como ha sido, a su juicio, el último medio año.

Además, representantes de ICV-EUiA se reunieron con los dirigentes de Bildu, según un comunicado enviado a la prensa, pese a que no participaron de la rueda de prensa conjunta.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído