Crece la conflictividad social en la localidad

La actual alcaldesa de Jerez, del PP, acusa a la anterior, del PSOE, de desviar fondos para la dependencia

Trabajadoras del servicio de atención domiciliaria acampan frente al ayuntamiento por el impago de sus nóminas

Jerez vive desde hace meses una situación de permanente conflicto por el impago de las nóminas a trabajadores del ayuntamiento y concesionarias. Esta semana las mujeres de la empresa Acasa, que presta el servicio de atención a la dependencia en Jerez, han decidido acampar frente al Ayuntamiento, en protesta por los retrasos en el abono de las nóminas (cuatro meses ya, según denuncian). Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Jerez, gobernado por el PP desde las últimas elecciones municipales, se lanzan acusaciones mutuas. Sin embargo, el equipo de gobierno -que preside la senadora del PP María José García Pelayo- ha emitido un comunicado que deja en una situación muy comprometida a la alcaldesa anterior, la socialista Pilar Sánchez.

El Ayuntamiento de Jerez pagó un total de 6.056.572,48 de euros por el servicio de ayuda a domicilio en 2011 lo que le permitió cerrar el ejercicio pagando 2.190.094 euros más de lo ingresado ya que la Junta de Andalucía abonó el año pasado para el pago de este servicio 3.866.477 de euros. Este esfuerzo económico del Gobierno municipal de PP ha permitido reducir la deuda acumulada entre los ejercicios de 2008 a 2010 de 4.516.951 euros a 2.326.856 en 2011.

Desvios

El Ayuntamiento se ha visto obligado a pagar casi el doble (6 millones de euros) de lo que le ingresó a la Junta (3,8) debido a que desde 2008 han sido continuados los desvíos de dinero del Gobierno municipal socialista: durante toda la pasada legislatura el gobierno anterior destinó parte de los ingresos del servicio de ayuda a domicilio para realizar otros pagos.

Los desvíos comenzaron en 2008 cuando de los 522.530 euros enviados por la Junta de Andalucía para el pago de este servicio de ayuda a domicilio, el Gobierno municipal socialista tan sólo abona 68.816 euros, cuando la empresa factura entonces 695.226 euros. Se produce una primera desviación de 453.713 euros, dinero que debía ir a pagar el servicio de ayuda a domicilio y no va.

En 2009, la Junta de Andalucía envía al Ayuntamiento un total de 3.474.699 euros para el pago del servicio de ayuda a domicilio (prestación que va creciendo en número de usuarios conforme se aplica la Ley de Dependencia), la empresa factura 3.132.404 de euros, pero el Gobierno municipal socialista tan sólo paga a la empresa 1.205.089 euros, lo que supone una nueva desviación durante el ejercicio de ese año de 2009 de otros 2.269.610, que sumados a los 453.713 de 2008 sitúan ya el desvío acumulado entre 2008-09, ambos inclusive, en 2.723.323 euros.

Otros usos

En este estado de cuentas y de desvíos se llega a 2010. Este año la Junta envía al Ayuntamiento un total de 6.901.406 de euros, Acasa presenta una factura por un importe de 5.107.778 euros, y el Gobierno municipal socialista decide abonar la misma cantidad a la empresa (5.107.778 euros) pero esto supone cerrar el ejercicio de 2010 con una nueva desviación de 1.793.627 euros.

El Gobierno municipal socialista no destinó estos 1.793.627 euros diferencia entre lo ingresado y lo pagado, a abonar facturas acumuladas. La desviación entre los años 2008-10 alcanza los 4.516.951 euros: 453.713 en 2008, 2.269.610 en 2009 y 1.793.627 en 2010.

Llega el año 2011, durante este ejercicio la Junta de Andalucía reduce el envío de dinero destinado al servicio de ayuda a domicilio notablemente, y sitúa el envío a la mitad de lo que liberó en 2010.

Así, la Junta el pasado año de 2011 le concede al Ayuntamiento de Jerez 3.866.477 de euros (en 2010 fueron 6.901.406 euros), pero la facturación sube y la empresa presenta en 2011 recibos por un importe de 5.829.334 euros. Esta situación de menor envío de dinero para el servicio (por parte de la Junta) y de mayor coste (sube la facturación de Acasa) obliga al Gobierno municipal a realizar un esfuerzo económico sin precedentes: paga un total de 4.764.280 euros de facturas de 2011 y un total de 1.292.292 de 2010.

Gracias a este esfuerzo económico el Gobierno municipal del PP cierra el ejercicio por primera aportando 2.190.094 euros más de lo ingresado que permiten reducir la deuda de 4.516.951 euros (entre 2008-10 durante el mandato socialista) a 2.326.856 de euros en 2011, la misma cantidad que actualmente se le adeuda a Acasa.

No obstante, el problema se ve agravado en 2012 porque en el mes de enero, según el convenio entre ambas administraciones, se debe haber abonado el primer pago del primer semestre del año en curso, hecho que no ha sucedido a 31 de diciembre -a la hora en que se envía este comunicado-.

Reclamación a la Junta

Ante la gravedad de la situación, el Pleno del Ayuntamiento en la sesión extraordinaria celebrada el 27 de enero aprobó por unanimidad instar a la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, a recibir a la mayor brevedad tanto a la alcaldesa como a los portavoces de los grupos de la oposición para dar una solución urgente a los pagos a Acasa. Esta cita se pide para clarificar de forma definitiva las divergencias que puedan existir entre ambas administraciones de cara a garantizar el pago a la empresa.

Asimismo, el Pleno acordó que se estudie y analice la posibilidad de adoptar otro modo de gestión del servicio, bien la gestión directa (siempre que el acuerdo con la consejería permita garantizar su financiación), o bien la gestión directa por la Junta de Andalucía, con el fin de que ni usuarios ni trabajadores se vean afectados por esta situación.

Es voluntad municipal, que este encuentro permita buscar todos los puntos posibles de acuerdo para acercar posturas dirigidas a encontrar la mejor solución, proponiendo solicitar tanto, a la Junta de Andalucía, como al Gobierno central una renovación del Plan Concertado de Servicios Sociales.

De hecho en esa sesión plenaria la alcaldesa recordó a los grupos municipales que la contratación del servicio de ayuda a domicilio a Acasa a quince euros la hora estuvo motivada por la ausencia de cualquier empresa que lo asumiera a 13 euros, por el cual ahora es imposible renunciar a exigir a la Junta a garantizar la financiación del servicio a ese precio. A ella se suma el hecho de que desde que se aprobó mediante resolución en 2007 el precio de 13 euros la hora, no ha sido actualizado al IPC. Esta situación se traduce en que el Ayuntamiento se ve obligado a financiar el 20 por ciento del coste de este servicio ante la impasividad de la Junta.

Las Secciones Sindicales de CCOO, UGT y CTP en el Ayuntamiento de Jerez, han emitido un comunicado tras la carga policial que tuvo lugar el 27 de enero ante las puertas del ayuntamiento, justo cuando se celebraba una sesión plenaria para abordar el problema de los impagos. Cuatro personas resultaron contusionadas al tratar de impedir agentes antidisturbios el acceso al ayuntamiento de funcionarios que se manifestaban en protesta por el impago de las nóminas.

Los sindicatos condenan enérgicamente los hechos ocurridos el viernes día 27 de Enero.

1-Los trabajadores y trabajadoras concentrados en la puerta del Ayuntamiento, estaban reclamando pacíficamente su salario y alguien de forma irresponsable ordenó la actuación de las fuerzas antidisturbios. Los hechos, porque lo vivimos en primera persona, no se corresponden en absoluto con la interpretación que de ellos hace el Subdelegado del Gobierno: existió una carga policial en toda regla. Por tanto esperamos de quien correspondan se asuman y depuren responsabilidades.

El ayuntamiento de Jerez, y su alcaldesa como máxima autoridad, deben ser conscientes de que este no es el camino. Estos hechos acrecientan los sentimientos de frustración y desesperación de gran parte de la plantilla afectada, e imposibilita una solución dialogada y consensuada de los problemas que nos aquejan.

2.- En relación al punto 1º del comunicado difundido por la presidenta del Comité y presidente de la Junta sobre el desarrollo de la reunión de la comisión de portavoces, estas centrales sindicales quieren aclarar que en ningún momento se debatió ni se acordó nada respecto de «buscar la forma de que las movilizaciones de la plantilla municipal no coincidan con la de otros colectivos en nuestra misma situación….».

En este sentido, rechazamos categóricamente dicho planteamiento porque entendemos que esa actitud, además de insolidaria, es poco inteligente. Estamos en la misma situación; nuestros salarios dependen del Ayuntamiento, y en estos momentos la unidad es nuestra fuerza y el mejor camino para conseguir nuestros objetivos, que no son otros que el respeto a nuestros derechos laborales, principalmente nuestro salario.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído