Pere(t)c, una tentativa de inventario, por J.C.Deus

Georges Perec 1978El escritor francés de culto Georges Perec (1936 –1982) no ha tardado mucho en convertirse en referente en el magma cultural global de nuestros días. La Fundación Luis Seoane le dedicó hace un año esta exposición -‘Pere(t)c. Tentativa de Inventario’- que el Círculo de Bellas Artes estrena hoy en la capital de España. Ojalá haga tendencia, que iniciativas ‘de provincias’ marquen la pauta de nuestra vida cultural. Repleta de sugerencias, de sorpresas y de frases inteligentes y bellas, la muestra entretiene y enseña.

“Durante mucho tiempo quise ser pintor, […] pero finalmente me convertí en escritor”. A partir de esta frase suya nace la idea de realizar una exposición alrededor de la obra de un importante escritor del siglo XX y su relación con las artes visuales. Siempre atento a soportes artísticos como el cine, la fotografía, la pintura o el arte conceptual, la influencia de Perec en la narrativa contemporánea es enorme. Entre sus ‘fans’ figuran Italo Calvino y Paul Auster, entre otros. Roberto Bolaño pensaba que “Georges Perec es, sin duda, el novelista más grande de la segunda mitad del siglo XX». Su obra ‘La vie, mode d’emploi’ fue elegida en una encuesta del diario Le Monde como la mejor novela mundial de la década 1975-1985.

Meticuloso más allá de lo exhaustivo hasta llegar a lo enfermizo, este hombre sin infancia feliz y de corta vida, consideraba que la representación de lo real necesitaba de reglas y procedimientos muy precisos, de listas, cálculos y obligaciones. De la complejidad de su obra más conocida ‘La vida instrucciones de uso’ (Ed. Hachette, Madrid, 1987) baste decir que tiene 1.467 personajes. En «Las cosas» resume, en opinión de Calvino, «la época en la que Europa se da cuenta de estar en plena «civilización de consumo» y de la «cultura de masas, «la historia de una pareja que poco a poco va siendo tragada por los objetos que la rodean». Perec coleccionaba sus propios sueños e inventariaba compulsivamente ‘lo que nunca se mira porque estamos, o creemos estarlo, demasiado acostumbrados a verlo, lo infraordinario, el ruido de fondo de cada instante de nuestra cotidianeidad».

Este proyecto expositivo ha sido comisariado por Alberto Ruiz de Samaniego, director de la Fundación Luis Seoane: reúne una selección de los fondos custodiados en la Bibliothèque de l’Arsenal de Paris por la Association Georges Perec, una serie de obras realizadas por artistas amigos del escritor francés (entre las que destaca el inmueble del dibujante norteamericano Saul Steinberg, una 13, rue del Percebe, en la que la falta de fachada permite ver el conjunto de microcosmos que forman el vecindario) y algunos trabajos de artistas españoles relacionados o próximos a su figura, a la sazón Eduardo Scala, Ignasi Aballi, Isidoro Valcárcel Medina, Alfonso Berridi, Los Torreznos, Anne Heyvaert, Manuel Saro y Amaya González Reyes.

Amante de los crucigramas y de juegos como el ajedrez o el go, obtenía de ilustraciones, fotografías, postales, grabados y dibujos un conjunto de referencias con los que elaborar un espacio organizado. Su obra es una autobiografía encriptada. Una descripción, rememoración y reelaboración continua de los lugares y las figuras de su infancia. Una infancia que estuvo trágicamente marcada por la temprana desaparición de sus padres,
judíos, durante la Segunda Guerra Mundial.

Georges Perec 1978 (4)Pere (t) c -el título de la exposición- juega con el apellido original del escritor, Peretz, y con la expresión latina etcétera que significa «lo demás», un homenaje a su gusto por jugar con las palabras. En este sentido, la expresión latina etcétera podría servir como referencia a la inmersión del escritor en campos ajenos en principio a la literatura, como el mundo de las matemáticas, el cine y la fotografía, o la combinatoria aplicada al lenguaje, pero también podríamos incluir en esta expresión a creadores admiradores suyos o a otros artistas transformados en sus seguidores, que escogieron en un momento determinado el mundo de este escritor y artista irrepetible como fuente de inspiración.

Para muchos, entre los que nos contamos, será una manera de acercarse a este original intelectual desconocido, a este Pere(t)c que habló de él y de él y de nuevo de él para hablar de todo, que creó un universo propio en expansión perpetua, y que ofreció una puerta de salida a la ficción literaria tras sucesivos fallecimientos de la novela decimonónica. ‘La vida instrucciones de uso’ fue para muchos el último verdadero acontecimiento de la novela moderna. Después, llegó Roberto Bolaño y su Los detectives salvajes.

Celebremos esta iniciativa gallega. Ruiz de Samaniego y la Seoane destacan por la originalidad de sus propuestas, Michelangelo Antonioni como pintor, Fritz Lang como escultor, y la dedicada a Walter Benjamin que también visito el CBA hace unos meses, son ejemplo de ello. El consumo cultural de alto nivel intelectual se resiste a desaparecer, se atrinchera frente a la crisis.

Aproximación a la exposición (del 1 al 10)
Interés: 6
Despliegue: 7
Comisariado: 8

CÍRCULO DE BELLAS ARTES
PERE(T)C. TENTATIVA DE INVENTARIO
Hasta el 29 de abril
Comisario: Alberto Ruiz de Samaniego
Organiza: CBA y Fundación Luis Seoane
http://www.circulobellasartes.com/index.php

Autor

José Catalán Deus

Editor de Guía Cultural de Periodista Digital, donde publica habitualmente sus críticas de arte, ópera, danza y teatro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido