Llevan diez años esperando un parque industrial

El PSOE andaluz deja tirados a doscientos empresarios de Mijas

Con una inversión que alcanza los 8 millones de euros, la entrada en vigor del POT dejó en jaque la viabilidad del proyecto

El PSOE andaluz deja tirados a doscientos empresarios de Mijas
Cartel de protesta de los empresarios de Mijas A8

Han pasado diez años desde que más de 230 empresarios mijeños decidieran apostar fuerte por la industria de la localidad sin que todavía hayan visto luz al final del túnel.

El sueño de levantar en el municipio un gran Parque Empresarial sigue siendo un sueño, pese a los numerosos intentos de los comuneros, y ahora de la nueva Corporación, de abrir una mesa de negociación activa en colaboración con el Gobierno de Griñán.

El principal problema del proyecto es el suelo. Y es que hace diez años, los emprendedores mijeños expusieron su proyecto a la Junta de Andalucía con unos posibles terrenos para su ubicación en La Atalaya.

La Junta dio el visto bueno y los empresarios se lanzaron a la compra de los mismos e iniciaron todos los trámites legales y oportunos para su inmediata puesta en marcha.

Con una inversión que alcanza los 8 millones de euros, la entrada en vigor del POT dejó en jaque la viabilidad del proyecto empresarial sin que hasta ahora, empresarios y Gobierno andaluz hayan encontrado so- lución que satisfaga a todas las partes.

El ‘cambio’

Con la llegada al equipo de Gobierno de los populares, quienes llevaban en su programa impulsar todos los mecanismos legales oportunos y fomentar esa mesa de negociación para la viabilidad del PEM en La Atalaya, los enfrentamientos entre los comuneros y la Junta se han intensificado.

Y más cuando hace pocas semanas el Ayuntamiento mijeño llevó a pleno modificaciones en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Mijas para el desarrollo del PEM en los terrrenos comprados hace diez años por los empresarios, en La Atalaya, unas modificaciones que además cuentan con el respaldo de los informes técnicos y jurídicos del propio Ayuntamiento.

La voluntad municipal choca con la autonómica mientras sube el nivel de confrontación entre empresarios y Junta para que se haga realidad en la zona de La Atalaya.

Otro emplazamiento

Recientemente, el delegado provincial de Obras Públicas, Enrique Benítez, ha propuesto otra solución, sin detallar, basada en la búsqueda de un nuevo suelo industrial en Mijas diferente a La Atalaya. Eso sí, modificando también el volumen de techo industrial del PEM

Para la Junta Directiva de los empresarios mijeños, esta propuesta es indignante y sólo hace poner nuevos obstáculos al polígono industrial: »La situación empresarial y laboral de Mijas no puede permitirse estar sometida a los vaivenes y tiempos de una clase política que en 10 años ha sido incapaz de señalar en el mapa de Mijas un emplazamiento industrial».

El escepticismo reina en el ambiente: »Diez años en los que no se les ha pedido aportación económica alguna, ni en terrenos ni en infraestructura. Sólo se les pedía un ejercicio de responsabilidad con sus cargos para determinar, señalar o acotar una zona industrial en uno de los municipios más grandes de España».

El PEM no comprende cómo el Gobierno de Griñán «puede afirmar que le consta que existe suelo industrial suficiente en Mijas para cubrir las necesidades actuales de los comuneros» sin detallar dichos emplazamientos.

En cuanto a la reducción de las necesidades de te- cho industrial, el PEM se muestra en contra. Es una «visión limitadora y coercitiva» para el futuro desarrollo industrial de Mijas, explican. «La crisis presenta actualmente un nuevo escenario socio-económico y la- boral, planificar el futuro con bases recesivas no es el mejor estímulo para el futuro, ni sienta las bases de confianza en la recuperación».

«Sólo quienes se han asentado en el conformismo de ver crecer las estadísticas negativas de la evolución económica y del paro, son incapaces de prever un nuevo escenario expansivo en la que la generación de riqueza y creación de puestos de trabajo justifiquen un emplazamiento con posibilidades de ampliación», sentencian.

Falta de seriedad

Desde el PEM sostienen que «no es serio ni obedece a los intereses de Mijas que se vuelvan a hacer llamamientos gratuitos al diálogo por quienes en tres ocasiones han dejado sentados en la mesa de trabajo y negociación a los empresarios, quienes han sido los únicos que han demostrado querer a Mijas y apostar por su futuro más allá de las palabras vacías de quienes van y vienen, ocupan una consejería o delegación para seguir escalando posiciones en una estructura política-partidista».

«Si la Junta de Andalucía tuviera verdadera intención de negociar y dialogar con los empresarios del PEM, el presidente Griñán, por lo menos, habría contestado a alguna de las múltiples cartas que se le ha enviado en los últimos dos años, se hubiera reunido con los empresarios mijeños en alguna de sus visitas a Mijas o habría aportado soluciones tras diez años de espera». No es así porque «si quisieran hablar con el PEM, Obras Públicas habría dado la cara ante ellos y no adoptar, como ha hecho desde su toma de posesión, una postura de no querer saber nada» y sólo en prensa.

Y añaden: «Ni Griñán es diferente a Manuel Chaves, ni Josefina Cruz es diferente a su ante- cesora, Rosa Aguilar, ni ésta al anterior, Manuel Espadas, y así sucesivamente. Diez años han deparado dos presidentes en la Junta de Andalucía, numerosos consejeros de Obras Públicas y Ordenación del Territorio e incontables delegados provinciales… Todos han sido inope- rantes» con este proyecto.

El PEM exige de una vez respuestas claras: «Es tiempo de cambiar los hechos por la demagogia. El futuro de muchas familias de Mijas recae sobre la responsabilidad de quienes no dan muestra de tenerla».

En cuanto a la postura del nuevo equipo de Gobierno, este siempre ha buscado una solución «consensuada» de forma conjunta ante un grave problema, «creado por la falta de criterio de la Junta a la hora de legislar e imponer un modelo urbanístico creado en los despachos sevillanos sin acercarse por Mijas para ver su realidad», explica el edil de Urbanismo, Manuel Navarro. «Los comuneros son los propietarios del suelo, y del proyecto. Mijas sólo quiere que se lleve a cabo pues, es un revulsivo y un motor de empleo para el municipio».

Más información en www.vecinosdemijas.com

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído