Pachi Vázquez remonta el vuelo en Galicia

¿Será Elena Espinosa la tercera candidata de Rubalcaba derrotada?

¿Será Elena Espinosa la tercera candidata de Rubalcaba derrotada?
Elena Espinosa. EFE

Si Elena Espinosa saliese Secretaria General en el XII Congreso del Partido Socialista de Galicia, sería la primera candidata apadrinada por Rubalcaba que obtendría una victoria.

Los precedentes son francamente desalentadores para la ex ministra. Las dos ‘tapadas’ recientes de Rubalcaba se han llevado sendos revolcones en un corto espacio de tiempo. Trinidad Jiménez aceptó convertirse en el ariete del aparato para frustrar la candidatura de Tomás Gómez a la presidencia de la Comunidad de Madrid, y en vez de ir de Madrid al cielo, como esperaban su poderoso padrino y La Moncloa de Zapatero, se fue directamente de Madrid al infierno.

Ahora, hace apenas unos días, Rubalcaba volvió a la carga contra el incombustible Tomás Gómez para arrebatarle la Secretaría General de la Federación Socialista de Madrid. También utilizó el escudo humano de una mujer, Pilar Sánchez Acera, y se la han devuelto, a la pobre, en una caja de pino política.

Quizá piense que a la tercera puede ser la vencida aquí en Galicia. La propia Elena Espinosa ha reconocido en una entrevista en La Voz de Galicia que «yo no llamé a Rubalcaba para dar éste paso, me llamó él a mí», y a poco que crea en las meigas, como buena gallega, debe estar durmiendo con ajos debajo de la almohada, hasta el día del Congreso, para ahuyentar a los malos espíritus. —Elena Espinosa: «Pediumo moita xente»

Mujer tras la que se parapeta Rubalcaba, hasta ahora, mujer que sale con los pies por delante en todas las confrontaciones internas del partido.

Pero la ex ministra se muestra exultante estos días de vísperas, como antes lo hizo Trinidad Jiménez y hace apenas unos días Pilar Sánchez Acera, que en paz política descansen.

¿Será gafe el tal Alfredo?, empiezan a preguntarse con inquietud los socialistas gallegos que han apostado por la ex ministra de Medio Rural y de Medio Marino que, como todo el mundo sabe, nunca logró que los raquíticos fines obtenidos en Galicia en ambas actividades, justificasen los medios, los apoyos, la gestión y la defensa en Europa de esos dos pilares de la economía autóctona.

Hombre, tampoco es que Pachi Vázquez sea precisamente el Tomás Gómez galaico. Las cosas como son. Pero arrastra masa crítica en el diverso espectro socialdemócrata de éste rincón del noroeste español. Y lo cierto es que hoy lo tiene algo mejor que ayer y, según todos los indicios, algo peor que mañana. La sombra de Pachi se va haciendo más alargada a medida que se acerca el Congreso del PSdG, y el «síndrome de Madrid» avanza sobre Galicia como una nueva borrasca que amenaza con otro pequeño tsunami a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Otra Elena está a punto de provocar otra guerra de Troya aquí en Galicia. El PSdG quiere escribir su futuro, pero quizá acabe escribiendo una Iliada.

 

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído