Feijóo sigue luchando por Novagalicia Banco

¿Por qué Castellano está vetado por el imperio Zara?

Amancio Ortega pudo ser la solución

Algunos le echan en cara que no haya movido un solo dedo, un solo euro, para hacer sostenible el Novagalicia Banco, el juguete casi roto de Feijóo. ¡Amancio, Amancio!, ¿por qué nos has abandonado? Pero el hombre más rico de España, tercero de Europa y sexto del mundo, se prometió una vez a sí mismo que jamás volvería a tropezar otra vez con la piedra de José María Castellano.

Incluso Feijóo estaba convencido de que Castellano iba a ser parte de la solución, hasta que los acontecimientos fueron demostrando que también era parte del problema.

A Galicia le sorprendió que Amancio Ortega, leonés de nacimiento, gallego de corazón, no arriesgase un pellizco de sus 38.800 millones de dólares (según cálculos de la agencia Bloomberg) en la niña de los ojos financiera del Presidente de la Xunta.

Si el dueño de Inditex llega a dar un solo paso al frente le habrían seguido otras fortunas, como los niños siguieron una vez al flautista de Hamelín.

Pero lo que toca Castellano queda inmediatamente vetado para el Harry Potter de Zara. Había sido su mano derecha, el fiel escudero en la expansión de la marca de Arteixo por el mundo, con mucha vista para distinguir entre gigantes y molinos de viento.

Hasta que Botín tentó a Fernández Gayoso, Jacinto Rey y el propio Ortega con el 22% de Fenosa (una operación que al final resultó fallida), y un amago de promover a Castellano a la presidencia de la compañía eléctrica, a espaldas del emperador de Zara, rompió para siempre el cordón umbilical que les unía.

Como declaraba a Periodista Digital una ejecutiva de Inditex

«Amancio Ortega nunca moverá un dedo en contra de José María Castellano. No es su estilo. Pero tampoco moverá nunca un dedo a su favor»

De aquellos polvos vienen ahora estos lodos. Aquel distanciamiento explica ahora por qué el gallego más rico del mundo permite que Novagalicia Banco se mueva en la cuerda floja sobre las turbulentas aguas financieras.

Corre el reloj de la restructuración financiera del Estado español, y el embrión de banco gallego que surgió de la fusión de las cajas no acaba de cuajar, no da síntomas de crecer y corre el peligro de quedar aletargado hasta que en septiembre sobrepase su fecha de caducidad.

El Presidente de la Xunta se llevó este martes 6 de marzo de 2012 los pedazos de NGB hasta La Moncloa, se los mostró a Soraya, la mujer que acumula más poder en España, y le susurró al oído: ¡en tus manos encomiendo mi banco!

Seguro que al salir de Palacio pensó lo fácil que habría sido todo si Amancio Ortega hubiese impartido su bendición urbi et orbi sobre la aventura financiera gallega. Estos Amancios coruñeses es lo que tienen. Aquel célebre crack del Real Madrid salvaba partidos; éste otro crack de Blomberg te puede salvar bancos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído