José María Besteiro, el productor que se trajo a España "Sin tetas no hay paraíso"

«A la Televisión de Galicia le sobran 600 trabajadores»

"El idioma gallego no es exportable y lo que nos identifica es lo que nos limita"

"A la Televisión de Galicia le sobran 600 trabajadores"
José María Besteiro. Academia TV

Por la prensa escrita entonó un réquiem

Estas, entre otras paradojas y descripciones del paisaje audiovisual y mediático de Galicia, fueron surgiendo de la boca de José María Besteiro (Lugo, 47 años), el productor audiovisual lucense que introdujo en España una nueva y popular fórmula para acceder al paraíso: «Sin tetas no hay paraiso»

Durante una conferencia que pronunció en la Diputación de Lugo, organizada por la Asociación de la Prensa de esa ciudad, este hombre que, donde pone el ojo pone una serie de televisión en la cima de los ranking de audiencia, hizo una detallada radiografía de la Galicia de papel periódico, la radiofónica, la audiovisual y la digital.

El padre adoptivo de estrellas del share como «Pasión de gavilanes», y padre biológico de series en la TVG como «Libro de famlia» o «Mareas Vivas», predijo un futuro menos negro para la radio, las hermana pobre del universo mediático, por el mero hecho de que sus costes son más reducidos.

Le apasiona el mundo digital, en el que cualquier espontáneo puede convertirse en periodista, pero advierte de la amenaza que supone para el mundo en el que vivimos «que se acaba tal e como lo conocimos».

Por la prensa escrita entonó un réquiem. Si en un país de 47 millones de habitantes entran en crisis los grandes periódicos, gran parte de ellos con el agua al cuello, qué se puede esperar de los medios regionales en cuanto a su futuro se refiere.

Besteiro cerraba esta reflexión elevando a los medios escritos en lengua gallega a la categoría de utopía insostenible. En Galicia ya no queda ninguno. Y el cementerio mediático gallego padece overbooking de aventuras que duermen el sueño eterno.

«TVG le cuesta 36 euros a cada gallego»

En el ámbito de la televisión pública gallega, el productor audiovisual, que ha sido profeta en su propia tierra y fuera de ella, ha sido taxativo:

«El principal problema es que la TVG fue diseñada por los que parieron RTVE, en tiempos de bonanza y de un sistema de relaciones laborales en exceso garantistas»

Ese espíritu en exceso garantista, que mantiene a TVG encorsetada, lo atribuye a vicios franquistas en sus orígenes y vicios incorporados por el nacionalismo gallego.

Sobre el instrumento diferencial de TVG respecto a otras televisiones, o sea, el idioma gallego, el conferenciante no se anduvo con paños calientes:

«Tenemos un idioma que no es exportable y lo que nos identifica es lo que nos limita. Sólo podemos trabajar con mentalidad de hormigas para hacerle cosquillas a los elefantes»

Para Besteiro es posible hacer un mejor reparto de los 120 millones de euros destinados por la administración a los medios, considera que con apenas un millón y una buena gestión serían sostenibles canales locales y apuesta por destinar un 10% del presupuesto de TVG a los periódicos.

Al final cerró su conferencia lamentándose de que, por mantener 600 empleados de más en la televisión pública gallega, no le parecía de recibo que se vayan destruyendo puestos de trabajo en empresas privadas que están bien gestionadas y cuyos trabajadores, tan cualificados como en la pública, le cuestan a la sociedad la mitad.

«O se hace cirugía o se irá al entierro»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído