"Jamás seré un presidente que gobierne a favor de una parte y en contra de otra"

Arenas: «Hay que elegir entre el Gobierno de los ERE falsos o el del empleo»

"Vamos a convertir al partido de todos los andaluces en el gobierno de todos los andaluces"

Arenas: "Hay que elegir entre el Gobierno de los ERE falsos o el del empleo"
Javier Arenas. TAREK

El presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Javier Arenas, ha asegurado que el próximo domingo los andaluces tendrán que elegir en las urnas entre «el gobierno de los ERE falsos o el gobierno del empleo», destacando que aquellos que han tenido la responsabilidad de administrar los fondos públicos de los parados le han hecho «mucho daño» a Andalucía.

Arenas ha cerrado este jueves la penúltima jornada de la campaña electoral con un acto en el Pabellón Infanta Cristina de Roquetas de Mar (Almería) ante unas 4.000 personas y en el que ha estado acompañado por la portavoz del PP andaluz y ‘número dos’ al Parlamento por la provincia, Rosario Soto, la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, y el presidente del PP de Almería y de la Diputación, Gabriel Amat.

El dirigente del PP andaluz ha garantizado «un gobierno decente, que no es mucho pedir por parte de los andaluces» y se ha comprometido a que todo aquello que se pueda recuperar del dinero que se ha defraudado en relación a las ayudas sociolaborales concedidas por la Administración andaluza irá a parar a un fondo de compensación para familias que no tengan ningún tipo de ingresos.

Ha subrayado que su objetivo pasa por configurar el gobierno «más austero y reformista» de España y ha confesado que está deseando gobernar para demostrar «que hay otra forma de gobernar en el fondo y en el día a día». Para ello, ha pedido que nadie se quede en casa el próximo domingo. «Vamos a convertir al partido de todos los andaluces en el gobierno de todos los andaluces», ha concluido.

Se ha mostrado convencido de que tras 30 años de gobiernos socialista en Andalucía el debate que existe en estos momentos no es ideológico, en relación a izquierda o derecha, sino que se sitúa en torno a «continuidad o cambio, paro o empleo, y pasado o futuro». Ha querido dejar claro que su partido propone cambio «sin riesgos para nadie», sin resentimiento, rencor ni revancha. «Jamás seré un presidente que gobierne a favor de una parte y en contra de otra», ha añadido.

GOBERNARÁ «DESDE LA HUMILDAD Y LA SENSATEZ»

En esta línea y tras asegurar que ha aprendido que cuando se tiene una responsabilidad institucional se está siempre al servicio de todos, el líder del PP andaluz ha insistido en que gobernará desde la humildad y la sensatez para todos, «los que nos han votado y los que no», al tiempo que ha destacado que por ser militantes del PP no habrá ningún tipo de privilegio, como, según ha apuntado, sí que ocurre en el caso de los socialistas.

«En los últimos años han sobrado kilos y kilos de arrogancia, soberbia y prepotencia», ha afirmado el candidato ‘popular’, quien ha asegurado haber estado toda la campaña «sin contestar a un solo insulto, pese a que me han difamado todos los días». Así, ha dicho que «a cada insulto diez propuestas» y que su formación ha sido la única que ha presentado a la ciudadanía durante la presente campaña las cien primeras medidas que adoptaría su gobierno.

Entre ellas, Arenas ha mencionado un pacto social por el empleo, acabar con los comisarios políticos en la Administración, derogar los «decretazos» de la función pública, la supresión del 50 por ciento de altos cargos y del impuesto de Sucesiones y Donaciones, la reforma de la educación o la puesta en marcha de un plan individualizado para las mujeres maltratadas que tengan una orden de alejamiento contra su pareja.

Ha destacado que mientras él lanza propuestas para salir de la crisis económica y fomentar la creación de empleo, el PSOE solo sabe poner en cuestión el futuro de la política social si gana el PP-A, y hablar del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de lo que se hace en comunidades como Madrid o Valencia. Según ha apuntado, la explicación de que no haya centrado su compaña en realizar propuestas es que los ciudadanos les podrían preguntar «por qué no las han puesto en marcha en los 30 años que llevan gobernando».

Finalmente, Arenas ha dicho que no va realizar durante la campaña promesas que no pueda cumplir como vacaciones gratis para las amas de casa, habitaciones individuales en los hospitales o viviendas gratis para aquellas personas que ganen menos de 3.000 euros, todas ellas lanzadas por los socialistas en la campaña de las autonómicas de 2008.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído