Estar en en Villa PSOE les impide dedicarse a la vigilancia de incendios

La Guardia Civil se harta de custodiar la casa de Pepe Blanco

Esas medidas las decide el Ministerio del Interior

La Guardia Civil se harta de custodiar la casa de Pepe Blanco
José Blanco y él ático de la llamada Villa PSOE.

Los primeros turistas que divisaron una patrulla de la Guardia Civil en Villa PSOE, empezaron a susurrarse al oído los unos a los otros:

«Ya está, algún fiscal ha empezado a tirar del hilo de esta madeja urbanística, del caso de fraude fiscal de «las 5 jotas» en Vigo o de los 28 millones de inversión de José Blanco (cuando era ministro de Fomento) en beneficio del Presidente dimitido de Movexial, casualmente ideólogo y promotor de la urbanización en la que pasa ésta Semana Santa el imputado más célebre de la Operación Campeón»

Allí estaban los agentes de la Benemérita. Pero ante la frustración de los curiosos desaparecieron a los quince minutos. Les dejaron con sus móviles en ristre, dispuestos a fotografiar una sonora detención de un personaje ilustre.

España le está cogiendo gustillo a la presunta corrupción, a la parafernalia de las detenciones, al correveidile instantáneo a través de twitter y la subida de testimonios gráficos a las cuentas de facebook.

Al cabo de cierto tiempo, regresó otra patrulla y se mantuvo de guardia otro cuarto de hora. Y así sucesivamente durante todo el día, con subidones y bajones intermitentes de un respetable público que no perdía la esperanza de convertirse en testigo de cargo de un nuevo hallazgo judicial.

Pero resulta que la Benemérita no estaba allí para amargarle la Semana Santa al político de Palas de Rei, sino para velar por su seguridad durante su estancia hasta el próximo día nueve de abril. El ex Minstro de Fomento se ha desplazado a la Illa de Arousa a disfrutar de estas vacaciones, y el Ministerio de Interior, que es el que decide que personas necesitan escolta, ha cursado una orden a diversos cuarteles de la Guardia Civil para que se garantice su integridad.

Algunos agentes de los que están prestando el ingrato servicio, se han quejado ante redactores de La Voz de Galicia de «estar haciendo una función que no les corresponde y que no se debería realizar al tratarse de una persona que ya no está en el gobierno» Además califican el servicio de pérdida de tiempo y se lamentan de un gasto de combustible (a los precios que se ha puesto) que les impide atender a otras tareas como la propia vigilancia de incendios.

En opinión del portavoz en Galicia del Sindicato Unificado de Policía, por su parte, la vigilancia de las fuerzas de orden público debería limitarse a casos muy concretos y justificados.

Lo que tenía sentido quizá hace unos años, ha perdido sentido con el adiós a las armas en Euskadi. Estamos ante un claro caso de inercia gubernamental, de exceso de celo por parte de Interior, que se contradice con la inflexible política del recorte de gastos que ha diseñado La Moncloa.

¿Sabe el Presidente Rajoy que se vela por la seguridad de un ex Ministro en la Illa de Arousa? ¿Cuántos ex Ministros, disfrutando estos días de unas placidas vacaciones con sus familias, están movilizando agentes de las Fuerzas de Seguridad para vigilar sus viviendas?

En un país en el que está desmantelando el meticuloso entramado de guardaespaldas y operativos de seguridad, que le salían al estado por un ojo de la cara, parece un sarcasmo que la Benemérita pasme en Villa PSOE frente a la vivienda de Pepe Blanco.

Por supuesto que a Periodista Digital le preocupa la seguridad del señor ex Ministro de Fomento, pero exactamente igual que la seguridad de cualquier ciudadano español. Será que el Ministro del Interior, en un acto de empatía, ha pensado que el otrora poderoso número dos del PSOE podía deprimirse invadido por la nostalgia.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído