Un vecino de la localidad gerundense de Sarria de Ter

Multan con 900 euros por poner la bandera de España en un pueblo de Cataluña

El vecino quiso que se cumpliera la legislación y ha acabado con una multa de 900 euros, que se quedó finalmente en la mitad por el pronto pago

Noche de fiesta, un joven tras divertirse con sus amigos, ve que en la fachada del Ayuntamiento de Sarria de Ter no se cumple con la ley de banderas, que obliga a tener la bandera de España colgada en el Consistorio y que debe ocupar un lugar bien visible, sin que el tamaño de las otras banderas que se puedan colgar sea mayor que el de la enseña nacional, y decide colgar una bandera de España.

El hombre consiguió el objetivo, aunque fuera sólo por unos minutos, ya que fue denunciado por unos vecinos de la localidad, que le fotografiaron y grabaron en vídeo.

Con la documentación gráfica se hizo posible la identificación por parte de la policía del municipio regido por ERC.

El autor del hecho fue multado con 900 euros y que por el pronto pago de la sanción se quedó en 450 euros.

Tanto el alcalde, Roger Torren y Ramió, quien sí da cumplimiento a las sanciones municipales pero que hace oídos sordos a la Constitución Española y a las leyes del Gobierno de España, como el PSC y CiU, no han mostrado su rechazo a la medida.

Sarriá de Ter es un municipio de la provincia de Gerona, de menos de 5.000 habitantes, y gobernado por Roger Torrent i Ramió (ERC) junto con otros seis ediles republicanos.

El Partido Socialista de Cataluña, con un representante, y Convergencia i Unió (CiU) con otro, no han mostrado su rechazo a la medida impuesta por el alcalde, que hizo valer una ordenanza municipal de civismo para imponer la multa a su vecino.

 

Sarriá de Ter se une a la larga lista en las que el cumplimiento de la Ley de Banderas se ha transformado en una auténtica hazaña con multa adosada.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido