El autor del intento de la masacre en la UIB, que había denunciado a su padre por presunto maltrato, será sometido en breve a un análisis psiquiátrico

Juan Manuel Morales: «Se ha exagerado mucho y se han dicho cosas que no son ciertas»

La abogada: "Escribía las amenazas sólo para desahogarse, iba a devolver los explosivos a la tienda"

La defensa ha afirmado que el resultado del informe podría presentarse en «una semana o quince días» aunque también ha avanzado que se podría retrasar algo más debido a que ha solicitado un informe exhaustivo y «los forenses podrían necesitar algún tipo de documentación o pruebas».

Agustina Alonso, la abogada del Juan Manuel Morales Sierra, joven de 21 años detenido en Palma por haber planeado un atentado con bombas en la Universidad Balear, y ahora ingresado en la Prisión Provincial de Palma, ha pedido para él esta mañana un examen psiquiátrico y psicológico en los juzgados de Palma. En declaraciones realizadas en las últimas horas ha señalado asimismo que su cliente «ha podido ver la información» desde la cárcel, y que le ha dicho que «se ha exagerado mucho y se han contado cosas que no son ciertas». La defensora ha agregado que «Juan Manuel iba a devolver los explosivos que había comprado a la tienda».

La abogada había afirmado que lo ve «como un niño colaborador, y que contestaba a las preguntas de todas las partes sin alterarse en ningún momento». Ha revelado que Juan Manuel denunció recientemente a su padre por maltrato, aunque la denuncia fue archivada por el juez encargado del caso durante el pasado mes de febrero: «La relación con su padre era nefasta».
Alonso ha pedido así este examen, argumentando que si padece algún trastorno «es algo que deben determinar únicamente los profesionales tras un examen riguroso».
El imputado, que se enfrenta a una pena de 28 años de cárcel por tenencia ilícita de explosivos y un presunto delito de tentativa de estragos, no fue atendido en el juzgado el pasado sábado por ningún médico forense, «ya que se le vio en perfecto estado para que le fuera tomada declaración ante el juez».
Según la agencia Efe, de la breve relación profesional que ha mantenido hasta ahora con él, Alonso ha comentado que se le ha notado en todo momento «serio, tranquilo y colaborador», aunque «preocupado» por las informaciones que publican los medios de información.

Juan Manuel reconoció ante el juez que había sido apto en la primera prueba de obtención de la licencia de armas de fuego, y que en noviembre tenía que presentarse a la segunda.

«ALARMA EXAGERADA»

La letrada se ha referido a la «extensa» investigación de la Policía que se recoge en tres tomos, aunque todavía no ha tenido acceso, al tiempo que ha advertido de que «puede que se esté publicando información en los diarios que no sea cierta».

La abogada ha reivindicado la presunción de inocencia de cualquier acusado, y en concreto de su protegido, y ha sostenido con ahínco que se ha creado una alarma social «exagerada», si bien ha matizado que lo dice «entredicho y con todas las reservas» ya que desconoce el contenido de las actuaciones policiales y las pruebas recogidas.

La Policía debe continuar trabajando «sin interferencia ni presiones» porque hay diligencias pendientes, ha dicho la abogada. «Se trata de un caso que crea mucha alarma social, pero hay que poner todo en cuarentena», ha apostillado.

En otras declaraciones, esta vez a la agencia Europa Press, la abogada ha dicho que el joven «escribía sus amenazas para desahogarse y después se le olvidaba que quería llevarlas a cabo». También se ha referido a que su cliente, cuando cursaba sus estudios de Formación Profesional fue víctima de ‘bulling’ y que, además, un profesor «no le valoraba como se debía» por lo que suspendió las prácticas. Además, le fue recetado un tratamiento con trankimazin pero no lo terminó.

 

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído